Las caídas pueden resultar en una discapacidad permanente, actividad reducida y pérdida de independencia para los adultos mayores. Hacer ejercicios de equilibrio cada día podría ayudarte a mantenerte activos e independientes por muchos años.

Te mostramos las mejores opciones:

Fortalecer los músculos de tu cadera

  1. Párate derecho, sosteniéndote con una silla o mesa para apoyarte.
  2. Dobla tu rodilla derecha lentamente hacia tu pecho. Mantén tu espalda derecha y no dobles tu cintura durante este ejercicio.
  3. Mantén esta posición por un segundo, después baja tu pierna lentamente a la posición inicial.
  4. Descansa por 5 segundos y repite el ejercicio con tu pierna izquierda.
  5. Puedes repetir el ejercicio y alternar piernas de 8 a 10 veces. Mientras de fortaleces, añade pesas para los tobillos para incrementar la resistencia, si está dentro de tus posibilidades.

Fortalecer los músculos de tus muslos

  1. Párate derecho, sosteniéndote con una silla o mesa para apoyarte.
  2. Levanta tu pierna derecha lentamente hacia tu costado de 15 a 30 cm, manteniendo tu pierna recta y los dedos del pie apuntando hacia adelante.
  3. Mantén esta posición por 10 segundos, después baja tu pierna lentamente a la posición inicial.
  4. Descansa por 5 segundos y repite el ejercicio con tu pierna izquierda. Puedes repetir el ejercicio y alternar piernas de 8 a 10 veces.

Fortalecer tus tobillos

  1. Párate derecho, sosteniéndote con una silla o mesa para apoyarte.
  2. Levántate lentamente en las puntas de los dedos de los pies, yendo tan alto como sea posible, no te esfuerces.
  3. Mantén esta posición por 5 segundos, después bájate lentamente a la posición inicial.
  4. Repite el ejercicio de 8 a 10 veces. Descansa por 5 segundos y repite otras 8 a 10 veces.

Mejorar tu coordinación

  1. Párate cerca de una mesa o pared para apoyarte.
  2. Camina a lo largo del objeto de apoyo, colocando tu talón derecho directamente en frente del dedo del pie izquierdo. Continúa con este caminado de talón a dedo a través de toda la longitud del objeto de apoyo.
  3. Párate cerca de un objeto de apoyo y levanta un pie. Párate en un pie por 5 segundos, baja tu pie y después inténtalo con el otro.
  4. Párate y siéntate mientras mantienes tus brazos a los costados y sin sostenerte con ninguna cosa.

Fuente: EHow
También puedes consultar:

10 consejos para alimentar a los adultos mayores

App para los adultos mayores

Comenta y se parte de nuestra comunidad