Ingredientes

500 gr. de fresas
100 gr. de azúcar
25 ml. de azúcar
200 ml. de leche entera
225 ml. de nata para montar
1 limón

Preparación

1. Lavar bien las fresas, cortar los rabitos y cortarlas en trocitos. Repartir por una bandeja honda o molde y espolvorear por encima el azúcar. Dejar que repose durante una hora y media.

2. Añadir la leche, unas gotitas de limón y el azúcar, triturar todo con la batidora. Colar el batido resultante para eliminar las semillas.

3. Montar la nata hasta que se formen picos firmes. Añadir el puré de fresas poco a poco, removiendo de arriba a abajo con una espátula para mezclar sin que se baje.

4. Echar la mezcla en la heladera y dejar durante 40 minutos, conservar en el congelador. Si no tenemos heladera, volcar la mezcla en un recipiente metálico (enfriado previamente), tapar con “film” transparente y llevar al congelador. Remover cada media hora durante las primeras 3 horas, luego dejar que se congele del todo.

Fuente: www.guiainfantil.com 

Comenta y se parte de nuestra comunidad