Este hábito con das vez más implicancias en la aparición de diversas patologías mortales, crece acá vez más entre la población mundial, a pesar del gran esfuerzo que han hecho organizaciones y gobiernos para detenerlo.
Cerca de mil millones de hombres y 250 millones de mujeres comparten esta dañina costumbre.

Niños expuestos al cigarro
Día a día, los niños con padres fumadores o expuestos constantemente a ambientes con humo de cigarrillo, corren el riesgo de desarrollar asma, rinitis, sinusitis, tos, goteo nasal y en niños menores de dos años hasta neumonía y/o bronquitis. Por otra parte diversas instituciones médicas y científicas afirman que los hijos de padres fumadores poseen altas posibilidades de desarrollar enfermedades respiratorias crónicas.
Informes norteamericanos dieron a conocer que este nocivo producto de consumo masivo, deteriora el desarrollo y rendimiento cognitivo e intelectual de los niños, así como también eleva los índices de hiperactividad.
Cuando hay niños cerca es importante no fumar, y en caso de que se conviva con ellos en el hogar, dejar completamente el hábito del cigarrillo.
Esta es una decisión que ellos no toman pero que se encuentran mucho más expuestos a sufrir.

Fuente: Los Andes
También puedes consultar:

Efectos del cigarrillo en la piel

El consumo de cigarrillos y derivados puede causar cáncer y diabetes

Comenta y se parte de nuestra comunidad