Un grupo de mujeres sobrevivientes de la lucha contra el cáncer de mamá, se sometieron a tatuadores profesionales, los cuales convirtieron sus cicatrices en bellas obras de arte que ahora se difunden por las diferentes redes sociales.

¿Qué es P.INK?
Es una organización de Estados Unidos conformada por un grupo de tatuadores que se dedican a transformar las cicatrices dejadas por las masectomías y cirugías de reconstrucción, que sufrieron las pacientes de cáncer de mama.

“¿Cómo ayudar a una mujer que ha luchado con la muerte? ¿Cómo se puede contribuir?”, se preguntó David Allen, uno de los talentosos tatuadores del equipo de P.INK y narra parte de sus historias en la página web de la organización.

“El cáncer de mama no tiene que dejarte la última marca”, es el lema de la organización que día a día les ofrece un apoyo emocional a las pacientes que toman nuevamente el control de su cuerpo durante su proceso de sanación.

Fuente: Perú 21
También puedes consultar:

Cáncer de mama: 5 preguntas que siempre te has hecho

Nuevo medicamento contra cáncer de mama no provoca caída del cabello o vómitos

Comenta y se parte de nuestra comunidad