Seguir una buena alimentación es básica para tener un corazón sano. A esto debes sumarle una rutina de ejercicio diario y si padeces de una enfermedad crónica, es indispensable un buen control de su tratamiento.
Para lograr tener un corazón sano mantén una alimentación balanceada y consume alimentos que directamente protejan este órgano.
“Pensar en la alimentación como una fuente de salud para tu corazón es la mejor inversión a largo plazo, te proporcionará no solo mayor esperanza de vida, sino también calidad”, comenta Rubén Bravo, experto en nutrición y portavoz del instituto de la obesidad (IMEO) de España.

Estos seis alimentos son:

  1. Patilla. Posee un alto contenido en citrulina que favorece la dilatación y la flexibilidad arterial, combatiendo la arterioesclerosis. También es buena por su alto contenido en antioxidantes.
  2. Vino tinto. Su potencia terapéutica está en el resveratrol y taninos presentes en la piel de la uva. Los beneficios radican en sus polifenoles, que tienen poder antioxidante, efecto antiinflamatorio y reducen la presión arterial.
  3. Pescado azul. Los pescados como sardina, caballa, salmón o atún, tienen unos 10 gramos de grasa rica en omega-3, buenos para el corazón.
  4. Aceite de oliva. Su variedad extra virgen es rica en antioxidantes, ácidos grasos monoinsaturados, vitamina E y fitosteroles que son cardioprotectores. Se ha de consumir con moderación porque en exceso puede acumularse en grasa corporal.
  5. Nueces. Poseen dos compuestos: el ácido linolénico que el organismo transforma en ácidos grasos omega 3 y los fitosteroles, que juegan un papel importante en la reducción del colesterol.
  6. Cereales integrales. La fibra es un componente alimenticio que ayuda a reducir significativamente los niveles de colesterol y que se encuentra en los cereales integrales, el salvado de avena, el germen de trigo, la avena integral, el pan integral y el arroz integral.

¡Atención!
La máster en nutrición clínica, Norma Coello comenta que las personas que padecen de hipertensión arterial deben tener cuidado de consumir mucha sal y sodio, ya que esto eleva el nivel de su presión arterial.
Siga estos consejos para disminuir la sal y sodio de su comida:

  • Para sustituir la sal en la preparación de la comida utiliza pimienta negra, hierbas aromáticas y especias.
  • Consume verduras frescas, congeladas o enlatadas sin sal.
  • Elige la carne de pollo, pavo, pescado y carnes frescas, en vez de las enlatadas.
  • Cocina las papas y el arroz sin sal.
  • Aprende a leer las etiquetas de los alimentos, así puedes escoger los que tenga menos sal o sodio.

Fuente: La Prensa
También puedes consultar:

Cómo reconocer un ataque al corazón

Lo que tu corazón hace por ti

El vino tinto y el resveratrol: ¿son buenos para el corazón?

Comenta y se parte de nuestra comunidad