La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) está pidiendo a todos los fabricantes de medicinas, que han desarrollado algunas pastillas contra el dolor, que refuercen sus etiquetas de advertencia luego de que surgiera un informe sobre la seguridad de estos productos.

La información reseñada por CNN México indica que la solicitud se realiza específicamente sobre los fármacos NSAID, que sirven para aliviar el dolor (analgésico) y para reducir la fiebre (antipirético), así como para reducir la inflamación cuando se utilizan con el tiempo.

Los NSAID generalmente son suministrados para aliviar los efectos que provoca la fiebre, así como la gripe, el dolor de cabeza o menstrual.

La solicitud expresa de la FDA es que se indique que estos medicamentos, que además usualmente se expenden sin récipe médico, puede incrementar el riesgo de infarto o ataque al corazón.

La comunicación emitida por la FDA informa que las etiquetas deben incluir lo siguiente, “el riesgo de un ataque al corazón o infarto puede ocurrir durante las primeras semanas del uso de un NSAID. El riesgo puede incrementar con el uso prolongado del NSAID. El riesgo se vuelve aún más grande en altas dosis”.

Adicionalmente, las etiquetas deben decir que el riesgo no está limitado a los pacientes con enfermedades del corazón, aunque este tipo de personas sí tiene mayores riesgos de sufrir estos efectos.

La sugerencia es no automedicarse y consultar al médico ante cualquier síntoma.

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad