Llegan las vacaciones y por ende se elevan las temperaturas. Para que no sufras este mal te echamos una mano con algunos remedios naturales para combatir el calor.

Lo que debes comenzar hacer es revisar tu alimentación y evitar el consumo de ciertos alimentos que aumentan la temperatura corporal, como las espinacas, remolacha, cebolla y ajo. Bajo la misma premisa también debes moderar la ingesta de frutos secos y alimentos fritos. Por su parte, hay que apostar por el consumo de alimentos como frutas y verduras, ricas en agua y en nutrientes esenciales para nuestro organismo.

Puedes comer también una gran variedad de frutas de temporada como los melocotones, los cuales proporcionan a tu cuerpo potasio y calcio. Las ciruelas son perfectas si deseas desintoxicar el cuerpo.
Es muy importante no olvidar cuidar la hidratación del cuerpo bebiendo mucha agua. También hay infusiones que nos ayudan, como las preparadas con plantas como el abedul, alcachofa o diente de león. Es mejor evitar las bebidas de la producción industrial, esas que poseen exceso de azúcar. Si tienes sed es mejor recurrir a las infusiones de salvia, las cuales son excelentes para aquellos que sufren de sudoración excesiva.

Para contrarrestar la hinchazón de las piernas que suele aparecer en las épocas de calor, puedes poner en remojo los pies en una palangana de agua templada con sal o bicarbonato de sodio. Otra opción es añadir unas gotas de aceite de menta, lavanda o naranja amarga. En la ducha puedes aplicar una crema casera para calmar la piel, mezclando yogur y miel.

Antes de irte a dormir, es aconsejable que abras las ventanas para ventilar la habitación, importante que dejes las luces apagadas. También tienes la opción de poner unas gotas de aceite de lavanda en la almohada, un buen remedio para combatir el insomnio por calor.

Fuente: Ella Hoy
También puedes consultar:

Consejos para actuar ante una ola de calor

Golpe de calor afecta más a personas con sobrepeso

Comenta y se parte de nuestra comunidad