El peso que genera el embarazo y el proceso del parto, suponen un mayor estrés para el cuerpo de la mujer. Estas tensiones pueden debilitar las estructuras naturales de soporte del suelo pélvico, y con el tiempo, dar lugar al prolapso de órganos pélvicos e incontinencia.
Estos síntomas que se presentan cuando el suelo pélvico se ha debilitado pueden variar de leves a severos, y terminar afectando la posibilidad de llevar una vida activa e incluso de mantener una vida íntima sexual.

Opciones para la mujer
Para corregir los problemas relacionados con el prolapso de órganos pélvicos y la incontinencia existen opciones quirúrgicas y no quirúrgicas.
Entre las opciones quirúrgicas están los implantes de mallas transvaginales, los cuales han sido motivo de controversia en Estados Unidos y en el Reino Unido, después de que pacientes se quejaran de sufrir fuertes y constantes dolores abdominales y vaginales tras la operación.
Se estima que cerca del 50% de las mujeres experimentará en su vida algún tipo de prolapso de órganos pélvicos, de las que un 11% requerirá cirugía, según el uroginecólogo Eduardo Cortés, especialista en los problemas de suelo pélvico e incontinencia de la mujer del Kingston Hospital NHS Foundation Trust, en Londres.
Cortés explicó que en algunas operaciones se utiliza el implante de malla transvaginal, un dispositivo sintético que se coloca en el tejido vaginal, este se encarda de proporcionar soporte adicional a los órganos que se han desprendido o para sostener la uretra en los casos de incontinencia urinaria.
Ambas condiciones son comunes entre las mujeres que han tenido múltiples partos vaginales, aquellas que han necesitado una histerectomía o han entrado en la menopausia.

Complicaciones de este tratamiento
Cortés explicó que existen varias complicaciones, estas son:

  • Dolor pélvico.
  • Infección grave.
  • Sangrado y dolor durante las relaciones sexuales.
  • Perforación de un órgano.
  • Problemas urinarios.

Fuente: BBC Mundo
También puedes consultar:

La moda del facial vaginal (No leíste mal)

Los tratamientos para la atrofia vaginal pueden evitar complicaciones

Comenta y se parte de nuestra comunidad