En el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Delegación Yucatán, orienta a madres y padres de familia sobre la importancia de la salud bucal en las madres y los bebés menores de un año de edad, a quienes además se les otorga atención médica, reveló el doctor Gabriel Miguel Peraza Gallareta, coordinador delegacional de Estomatología del IMSS Yucatán.

Conjuntamente, se brinda información sobre el daño que se causa a las futuras piezas dentales cuando desde temprana edad la o el bebé se halla expuesto a beber líquidos azucarados por periodos prolongados, como la leche en polvo; así como los jugos y otras bebidas dulces.

Los azúcares de la leche y otros líquidos que se brindan en biberón son los principales causantes de la caries dental del bebé o ‘síndrome del biberón’ ya que afecta los dientes de leche; es decir, la dentición primaria de las y los niños.

Otro de los malos hábitos que se consigue imponer a los niños es el uso del chupón endulzado, sobre todo si contiene miel o mermelada. Ofrecer líquidos dulces como método para tranquilizarlos o permitir que duerman con el biberón en la boca, ya sea toda la noche o sólo una siesta, puede causar daño a los dientes, aumentando en gran medida el riesgo de aparición de caries.

A veces, las caries en los niños producen dolor, abscesos e inclusive la pérdida de piezas dentales, así como la erupción de los dientes permanentes en mala posición o encimados.

  • Para conservar los dientes sanos de este grupo poblacional, es preciso empezar su higiene bucal limpiándole las encías con el dedo índice envuelto en una tela perfectamente limpia o una gasa estéril, a modo de cepillo, frotando todas las caras o bordes de la encía. Esto se debe hacer después de cada comida, para que la cavidad bucal se mantenga limpia.
  • También es recomendable que posteriormente de una bebida azucarada, ya sea jugos o leche, se les dé un poco de agua simple para que les sirva de enjuague.

 Los padres deben examinar periódicamente la boca de sus hijas e hijos, así como llevarlos a consultar si detectan alguna anomalía. Por ningún motivo se debe abandonar el chupón endulzado, el biberón con leche u otro tipo de alimento en la boca si el bebé se queda dormido.

El uso del chupón y el biberón se deben eliminar aproximadamente al año de edad.

Para culminar, Peraza Gallareta insistió en la importancia de asistir recurrentemente a un chequeo desde que tienen los dientes “de leche”, para que su salud bucal sea óptima y los hábitos de higiene se generen a edad temprana, y así lograr reducir enfermedades bucales en la edad adulta.

Fuente: Yucatan

También puedes consultar: 

La arginina permite mejorar salud bucal

Comenta y se parte de nuestra comunidad