El perfil es un examen necesario para todas las personas, es un conjunto de pruebas que ofrece a los médicos información sobre el estado de salud del paciente, a groso modo. Puede indicar la presencia de infecciones, anemia, trastornos renales, hepáticos y alteraciones de los niveles de grasas y azúcar en la sangre.

¿Por qué se llama perfil 20?
Se le asignó este nombre porque originalmente este perfil incluía 20 determinaciones incluyendo el detalle de las pruebas de hematología completa. Actualmente el número de pruebas depende de cada laboratorio; de allí la importancia que el médico especifique las determinaciones que necesita para que el bionalista realice las pruebas requeridas.

Sin límite de edad
El perfil puede ser realizado a personas de cualquier edad, que presenten síntomas o no. Existen valores normales por grupo de edades y sexo, aunque esto no quiere decir que si los valores del paciente se encuentran por encima o por debajo de dichos rangos, exista alguna patología o enfermedad.
Es importante que los resultados de los análisis sean evaluados por un médico: es el autorizado en ofrecerle al paciente un diagnóstico preciso.

Recomendaciones
Para que puedas realizarte este perfil es aconsejable que tengas preferiblemente el ayuno de la noche: cena bajo en grasas de 8 a 14 horas antes de la realización del examen, en ese lapso de tiempo no podrás tomar o comer nada a excepción de agua.
Además del ayuno, existen otros factores (como el consumo de medicamentos) que deben ser tomados en cuenta para la realización del perfil 20, como por ejemplo el suministro de insulina, el cual puede influir en los resultados de los valores de glucosa.

Algunos valores que se analizan en el perfil 20
Glucosa. Su principal función es la de aportar energía a las células del cuerpo. Si está aumentada, es posible que tu médico te pida otros exámenes para descartar diabetes, sin embargo, también se puede elevar por falta de ejercicio físico, malos hábitos alimenticios, incluso algunos fármacos pueden elevar la glucosa en sangre.
Urea. Se realiza para evaluar el funcionamiento renal. Si los niveles están elevados, puede deberse a una dieta rica en proteína, enfermedades renales, quemaduras, deshidratación, entre otras causas. Si por el contrario, los niveles disminuyen, puede ser causa de una dieta pobre en proteínas, mal funcionamiento del hígado, malnutrición y exceso de hidratación.
Creatinina. Sus niveles en sangre dependen de la masa muscular de cada individuo, del sexo y la edad. Se utiliza junto con los niveles de urea para evaluar el funcionamiento renal. Cuando los resultados están por encima de los valores de referencia puede deber una deshidratación, distrofia muscular, problemas renales, cardíacos, entre otros.
Ácido Úrico. Cuando existe algún tipo de insuficiencia renal suele estar elevado su nivel en sangre, también se puede deber al aumento en la ingesta de proteínas, aumento en la producción interna del ácido úrico por alteración en el metabolismo.
Triglicéridos. Su aumento se debe a un alto consumo de alimentos con grasas, problemas del organismo para procesar las grasas y por lo tanto representa un riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.
Colesterol. Sus niveles en sangre son factores importantes en la aparición de enfermedades cardiovasculares: infarto, hipertensión arterial, angina de pecho, aterosclerosis, entre otras.

Fuente: Bitácora Médica / Puertalab
También puedes consultar:

Obtener resultados más precisos en exámenes de laboratorio

Análisis de sangre sin agujas

Comenta y se parte de nuestra comunidad