Con estos ejercicios no te van a quedar unos músculos muy grandes, sino vas a lucir unos brazos tonificados y bien torneados. Es importante que sepas que no perderás tu feminidad, al contrario, ganarás en belleza porque te sentirás mejor y más segura contigo misma.

En forma de “V”. Consiste en quedarte de pie mirando a una posición fija, con ambos pies juntos y en harmonía con tus hombros. Una vez estés en posición, cogerás dos pesas y las dejarás caer sobre tus muslos para proceder a levantarlas en forma de “V”. Levantarás las pesas diagonalmente, hasta que llegues arriba, y ahí no dejes caer enseguida, sino aguante 1 o 2 segundos para lograr tonificar tus brazos con mayor efectividad. Cuando acaben los segundos, baja lentamente las pesas, poco a poco hasta volver a la posición original y volver a empezar. Hazlo durante 12-15 repeticiones, y descansa.

Extensión de Triceps sobre la cabeza. Agarra la pesa con tu mano derecha, y después extiende tu brazo hasta sobrepasar tu cabeza por la parte de atrás. Tu mano contrario debería soportar tu codo derecho. Tuerce tu codo para bajar la pesa lentamente y correctamente por detrás de tu cabeza, notando que la última pesa esté sobre la zona final de tu cuello/comienzo de espalda, y después poco a poco vuelve a traerla de vuelta hacia la posición inicial. Haz 12-15 repeticiones en una hasta tres series.

Press de Hombros. Simplemente toma un par de pesas y colócalas encima de tus hombros, apoyándolas sobre ellos. Agárralas de forma que los nudillos de la mano miren hacia afuera, y los dedos/uñas estén mirando hacia ti. Separa tus pies un poco y flexiona ligeramente las rodillas, y ya estás listas para comenzar el ejercicio que consiste en levantar las pesas por encima de tu cabeza. Cuando llegues arriba espera los 1 a 2 segundos reglamentarios para que el ejercicio tenga efecto. Y al acabar procede a bajar hasta la posición inicial. Repite de 6 a 8 veces en series de una, dos, o tres.

Triceps Rotativos de Contragolpe. Colócate recta, flexiona las rodillas, y mueve tu cuerpo hacia delante como si estuvieras -casi- colocándote en posición de saltar de una piscina. Hazlo con las dos pesas ya en la mano, que te ayudarán a caerte hacia delante. Primero dobla un poco tu codo derecho y trae la pesa hacía tu lado hasta que notes como la parte superior de tu brazo esté paralela al suelo. Entonces es momento de llevar las pesas hacia atrás, colocando las manos de tal forma que tus palmas estén posicionadas mirando al techo, y vuelve hacia la posición inicial muy lentamente. Haz 12-15 repeticiones por cada brazo y verás cómo en apenas 15 días lucirás unos brazos más estéticos.

Levantamiento lateral. Toma una pesa por brazo, pégalas a tus muslos, y levanta los brazos como si quisieras ponerte a volar. Desde tus muslos llega hasta el nivel de tus hombros como máximo, no subas más. Una vez hayas llegado al nivel de tus hombros, baja lentamente y repite el ejercicio unas 12-15 veces.

Fuente: El Ciudadano
También puedes consultar:

Elige de qué forma puedes adelgazar tus brazos

Funcionales para brazos y hombros

Rutina de trapecios, hombros y antebrazos

Comenta y se parte de nuestra comunidad