Los arándanos ayudan a detener  el envejecimiento gracias a los polifenoles que contienen en la piel y a su alto contenido en vitamina C y su efecto diurético ayuda a eliminar toxinas del organismo.

Un puñado de arándanos aporta tan solo 45 kilocarorías. Igualmente es ideal para hacer delicias en el rico mundo de la repostería, este fruto de color azulado encubre en su pequeño tamaño numerosos beneficios para la salud.

Gracias a los polifenoles que posee en la piel y a su alto contenido en vitamina C, los arándanos son grandes antioxidantes que ayudan a detener el envejecimiento celular y a prevenir enfermedades como el cáncer.

Asimismo, la variedad roja de este fruto procede como un potente antibacteriano, siendo su consumo especialmente atrayente para prevenir enfermedades del tracto urinario, como son las cistitis de repetición.

Por otro lado, el contenido en fibra de estos frutos favorece el tránsito intestinal. También, gracias al potasio que posee, son grandes diuréticos ayudando a erradicar toxinas del organismo y a conservar sanos los riñones.

Igualmente son ricos en ácido químico por lo que su ingesta ayuda a prevenir la formación de cálculos urinarios.

Está principalmente recomendado para las personas con propensión a padecer anemia, ya que aportan pequeñas cantidades de hierro y vitamina C que intervienen en la formación de los glóbulos rojos de la sangre.

Composición nutricional por 100 gramos:

kcal: 30

Agua: 89 g

Proteína: 0,6 g

Grasa: 0,2 g

Hidratos de carbono: 6,9 g

Fibra: 1,8 g

Hierro:: 0,5 mg

Sodio: 3 mg

Potasio: 88 mg

Ácido fólico: 6 µg

Vit C: 17 mg

Vit A: 5 µg

Fuente: ABC 

También puedes consultar: 

Come frutas y gozarás de una salud de hierro

Frutas recomendables para incluir en una dieta

Comenta y se parte de nuestra comunidad