Los trucos vintage siguen siendo las mejores opciones que tienes para mantener y activar aún más, tu belleza. Muchos de estos consejos antiguos fueron usados por Marilyn Monroe y Grace Kelly.

  1. Baños de sal. Antes: para conseguir un cutis radiante, las mujeres de aquellos años utilizaban los baños de sal como exfoliante natural.  Ahora: trata de usar las sales de baño perfumadas con una base de sal de mar para conseguir todos los beneficios.
  2. Bicarbonato de sodio para los dientes. Antes: a falta de dentífricos para conseguir unos dientes más blancos, se usaba el bicarbonato de sodio. Ahora: para que el sabor no sea demasiado desagradable, prueba a añadir aceite de menta y así crear una pasta, la cual deberás aplicar una o dos veces por semana.
  3. Limpiadores de frutas. Antes: en los años 60, las mujeres utilizaban las fresas y su zumo como limpiador facial. Son ricas en vitaminas, dotan a la piel de un brillo natural y, además dan un rico aroma a la piel. Ahora: intenta añadir fresas a una mezcla de plátanos triturados y miel. Aplícalo en tu cara como una mascarilla antioxidante.
  4. Eyeliner blanco en la parte inferior. Antes: utilizar un lápiz blanco para delinear la parte inferior del ojo cómo te mencionamos alguna vez es un truco utilizado por Marilyn Monroe. Ahora: utiliza un color pastel con matices blancos para darle a tus ojos un toque clásico y delicado.
  5. Perfume en el peine. Antes: Coco Chanel decía que las mujeres deberían llevar perfume en aquellos lugares donde les gustaría ser besadas. Para aquellos años, llevar un aroma femenino era muy importante, y las mujeres solían aplicarlo en su peine para dar un rico aroma a su cabello. Ahora: prueba un perfume específico para el pelo, que no lo estropee y le haga oler muy bien.
  6. Vaselina en los párpados. Antes: las mujeres se aplicaban vaselina en los párpados y luego los cubrían con maquillaje y sombras. Ahora: utiliza un pre base de maquillaje para ojos en lugar de vaselina y consigue que tu make up aguante más.
  7. Hielo para el rostro. Antes: Joan Crawford contaba cómo se aplicaba hielo en la cara 25 veces cada mañana para conseguir esa piel tan tersa y brillante. Ahora: Haz esto tras una noche de fiesta, junto con agua y pepino, le darás nueva vida a tu piel luego del trasnocho.
  8. Aceite de oliva para el pelo. Antes: era el truco favorito de Rita Hayworth, ella aplicaba el aceite en las puntas del cabello recién lavado y, a continuación, lo envolvía en una toalla durante 15 minutos. Después, se enjuagaba con agua caliente y jugo de limón para acabar con cualquier residuo. Ahora: si encuentras aceites naturales, pruébalos en el cabello. Existen algunos especiales para el pelo, sin necesidad de enjuagar después.
  9. Polvos dobles. Antes: Cuando aún no existían los filtros de Instagram y el contouring de Kim Kardadshian, tener pómulos era bastante conveniente. Un truco de Grace Kelly era utilizar dos tonos de colorete: uno más claro en la zona del hueso y otro más oscuro en el hueco. Ahora: intenta utilizar polvos para resaltar tus pómulos y por la parte superior de las cejas.
  10. Pétalos de rosa. Antes: antes que las rosas que te habían regalado se marchitaran, las damas de los años 20 frotaban los pétalos produciendo un líquido que aplicaban en sus mejillas y labios para conseguir un tono rosado. Ahora: mezcla ese líquido con un poco de brillo de labios y crea un color natural con una textura húmeda.
  11. Rulos caseros. Antes: en los años 50 el pelo rizado estaba de moda, pero los rulos calientes eran caros e incómodos para dormir. Las bellezas de la época enrollaban el cabello húmedo alrededor de trozos de tela y los dejaban así toda la noche. Ahora: utiliza el mismo truco, pero aplica en tu cabello un spray de sal fijador para conseguir un look más casual al día siguiente.
  12. Champú de cerveza. Antes: añadir cerveza a tu lavado de pelo es el truco beauty de nuestras abuelas. Cuando el líquido se evapore, los residuos le darán más brillo, cuerpo y peso. Ahora: si no quieres oler a cerveza, utiliza un acondicionador con tratamiento intenso una vez a la semana.
  13. Polvos de talco para el pelo. Antes: las bellezas retro sufrieron de raíces grasientas también. Su salvador llegó en forma de polvos de talco, los cuales se aplicaban sobre el cabello y extendían hacia arriba. Ahora: este truco solo funcionaba bien para las chicas de pelo rubio. Hoy en día contamos con el maravilloso champú seco.

Fuente: Cosmohispano
También puedes consultar:

En qué momento son más recomendados los tratamientos de belleza caseros

Trucos de belleza con aceite de oliva que no puedes perderte

Comenta y se parte de nuestra comunidad