Para remediarlo este terrible mal, te presentamos un panorama de buenas prácticas para revivir tu cabello.

Mantenimiento básico
La base del tratamiento consiste en un champú suave y enriquecido, rico en activos nutritivos como las ceramidas y aceites grasos esenciales. Es importante que no te laves el pelo demasiado a menudo para, así evitas agredirlo.
Además de tu champú, es bueno completar los cuidados con un tratamiento hidratante y un masaje con los dedos. Para conseguir un mayor brillo, acláralo con agua fría. Es importante que evites el agua demasiado caliente o con mucha cal, esto seca el cabello y no sella la cutícula, por lo que todos los productos nutritivos que ya aplicaste, no permanecerán en la fibra capilar por mucho tiempo.
Una o dos veces en semana, antes de darte el champú, aplica una mascarilla con manteca de karité, aceite de aguacate o de argán. Envuelve después el cabello en una toalla caliente durante al menos 20 minutos y después lávalo como de costumbre.

Prácticas sencillas

  • Realiza un masaje en el cuero cabelludo antes del aclarado con agua fría.
  • Luego aplica un pre-secado del pelo con una toalla de rizo, estás absorben mayor cantidad de agua.
  • Después seca ligeramente con el secador, a 15 cm del pelo y nunca durante más de 15 segundos en el mismo sitio.
  • Por último aclárate el pelo con agua dulce después de cada baño en el mar.

Remedios caseros
Hazte tú misma una mascarilla nutritiva de miel y aceite de oliva, colócatela antes de darte el champú. Mezcla 2 cucharadas soperas de aceite de oliva y de miel caliente para que esté líquida. Para el brillo añade también una yema de huevo y poco de zumo de limón. Déjalo reposar al menos media hora y después lávate con un champú suave.
Hazlo una vez a la semana, cuando el pelo esté particularmente castigado, o cada 15 días.

Fuente: En femenino
También puedes consultar:

Dale vida a tu cabello seco con estas mascarillas

Consejos para hidratar el cabello seco

Comenta y se parte de nuestra comunidad