Los accidentes por quemaduras en el hogar cada día ocurren con más frecuencia y representan una amenaza potencial para la salud de tus niños. A continuación, algunas medidas preventivas para proteger a tus pequeños de estos peligrosos contratiempos.

Lo que toda mami debe hacer:

  • Regula la temperatura del calentador a no más de 48C°, o por debajo de la media predeterminada.
  • Establece una «zona prohibida» para los niños: en la cocina, alrededor del horno, asador u otros objetos calientes.
  • Mantén los alimentos y las bebidas calientes separadas del borde de las mesas, repisas o tableros.
  • Usa vasijas o jarros con tapas bien ajustadas para todas las bebidas calientes.
  • Coloca las ollas, cacerolas y sartenes en las hornillas traseras del fogón, con las agarraderas apartadas de los bordes y lejos del alcance de tus hijos.

Lo que todo papi no debe hacer:

  • No dejes a los niños desatendidos en la bañera; si necesitas salir, llévalos contigo.
  • No permitas a los niños más pequeños ajustar la temperatura del agua, y cuando se bañen, siéntalos separados de los grifos.
  • No coloques ningún objeto o alimento caliente sobre manteles o mantelillos que los niños puedan tirar de la mesa.
  • Evita dejar colgando sobre los bordes de mesas o repisas los cables de freidoras, tostadoras, planchas, etc.

¡Atención! Aprende cómo proceder si ocurre una lesión por quemaduras

  1. Enfría el área afectada con agua fresca, no fría para detener el proceso de la quemadura.
  2. Libera de ropas, pañales y joyas toda la zona lesionada.
  3. Cubre el área de la quemadura con vendajes limpios.
  4. Busca atención médica especializada de inmediato.

Fuente: Univisión
También puedes consultar:

10 mamitas que debes seguir en Instagram

La hipertensión en el embarazo

Comenta y se parte de nuestra comunidad