Un estudio elaborado con mujeres universitarias se pregunta si el uso de Faceebok puede llevar a las adolescentes a iniciar dietas peligrosas.

La investigación, realizada con 128 mujeres universitarias, ha confirmado que aquellas jóvenes que mayor conexión emocional tienen con la red social y que comparan sus cuerpos con el de sus amistades, poseen mayor riesgo de desarrollar conductas peligrosas como dietas estrictas a causa de una mala imagen corporal.

Es decir, el comparar su cuerpo con el de otras personas cuyas fotos se muestran en Facebook puede tener un vínculo con un mayor riesgo de desarrollar desórdenes alimenticios, distorsión de la imagen corporal y sus consecuencias, tales como la adopción de dietas peligrosas.

No obstante, si ésta conducta de comparación no estaba presente, la red social no influía en absoluto en su conducta alimentaria, por lo tanto, no es Facebook ni ninguna otra red social la responsable del desarrollo de trastornos alimentarios, sino más bien, la conducta personal de comparación física con otros y el juicio social hacia nuestra apariencia física.

Aunque las redes sociales logran facilitar la comparación y como hemos mostrado, pueden mostrar en mayor medida nuestra apariencia física en sociedad y de esa forma, es más posible que seamos juzgados por nuestro cuerpo, es nuestra cabeza la que debe bloquearse  de este tipo de cosas si no queremos ser víctimas de la tan fuerte y nociva presión social que hoy existe por tener un “cuerpo perfecto” que sabemos muy bien, no existe, pues los parámetros de belleza cambian de una persona a otra.

Fuente: Vitonica 

También puedes consultar:

Errores que cometemos en la alimentación

Cambia tus hábitos en la alimentación y evitarás enfermedades

Comenta y se parte de nuestra comunidad