La Universidad Libre de Bruselas probó con éxito una nueva técnica para tratar la diabetes tipo 2, que afecta al 90% de las personas que sufren esta enfermedad.

El nuevo procesoo, basado en un aparato llamado Revita, se está probando en el servicio de gastroenterología del Hospital Universitario Erasme, encaminado por el profesor Jacques Devière, y en un hospital de Roma.

La técnica, inducida por la firma estadounidense Fractyl, radica en destruir por calentamiento la mucosa que reviste el duodeno, la parte del intestino delgado situada justo después del estómago que rodea el páncreas, el cual se encarga de generar la insulina.

Es significativo destruir esta mucosa porque, según el profesor Devière, «las células glandulares mucosas segregan una variedad de hormonas que terminan produciendo resistencia a la insulina».

Esto se logra implantando un globo en el duodeno, a través de un una sonda que ingresa por la boca del paciente, sin necesidad de cirugía

Dicho globo separa la mucosa de la submucosa mediante la introducción de fluidos fisiológicos entre las dos capas.

Una vez separada la mucosa, esta se exterioriza  en otro globo de la misma sonda a agua caliente por un tiempo de 7 y 10 segundos.

Esto causa que la muscosa se destruya durante un mes y hace que la resistencia que había desarrollado la persona a la insulina y los problemas para tratar el azúcar alimentario se desvanezca durante un tiempo.

Las pruebas iniciales han manifestado que pacientes con niveles de 9,5 de hemoglobina glucosilada han pasado a niveles de 7,3 después de tres meses de tratamiento.

La medición de la hemoglobina glucosilada, cuyos valores normales deben rondar el 5 o el 6 %, es una prueba de laboratorio muy manejada en la diabetes para saber si el control que se efectúa el paciente sobre la enfermedad ha sido bueno durante los últimos meses.

Aunque  de que los pacientes que han sido intervenidos hasta el momento  y que continúan tomando su medicación habitual- han logrado controlar su diabetes, Devière no afirma que esta solución sea definitiva.

La ventaja más significativa es, según el profesor, la posibilidad de poder pasar de un tratamiento con medicamentos, a una operación endoscópica que no requiere cirugía.

Fuente: elveedordigital

También puedes consultar: 

Explican por qué la obesidad desencadena diabetes tipo 2

Elaboran un parche inteligente de insulina para tratar la diabetes

Comenta y se parte de nuestra comunidad