Conmueve en Inglaterra la historia de una niña que quedó triste y devastada al comprobar que su amiguito perdió todo su cabello por la quimioterapia, y por eso decidió apoyarlo con un gesto muy particular. La pequeña de 9 años le donó su larga cabellera rubia a su amigo de 7 para que pudiera hacerse una peluca, ya que el niño está en plena batalla contra un cáncer.

Libby Tucker-Spiers quedó muy impresionada después de ver cómo su amigo Aiden Selleck había perdido su pelo, tras pasar por la quinta sesión de quimioterapia. Por eso decidió donarle su melena de 28 centímetros, que llevaba años cultivando por su amor a la princesa Rapunzel.

El objetivo inicial de Libby era regalarle el cabello a su amigo, pero el chico no estaba muy convencido de querer usar una peluca. “Llevé a Libby a ver a Aiden en el hospital después de la primera ronda de quimioterapia y él parecía un fantasma pálido. Ella quedó muy impresionada al ver que había perdido sus rulos”, expresó Charlie Spiers, la madre de la pequeña.

A Aiden le diagnosticaron cáncer de riñón, luego de concurrir a un hospital por un fuerte dolor en el vientre. Fue tratado en Oxford y recibe el tratamiento de quimioterapia en el hospital de Milton Keyne. “De inmediato dijo que se quería cortar el pelo para dárselo a Aiden, pero le explicamos que no se podía. Pero ella insistió con que quería hacer algo por él. Siempre quiso tener el pelo de Rapunzel, pero no dudó en cortárselo por su amigo. Puede que sean chicos, pero se adoran”, agregó la madre.

Spiers le sugirió donar su melena a la fundación Little Princess Trust, que se encarga de proporcionar pelucas a niños que padecen cáncer en todo el Reino Unido. Además, la pequeña inició una campaña online para recaudar fondos para festejar el final de la quimioterapia de Aiden el 30 de diciembre de este año. Hasta el momento se recaudaron 1.270 libras (US$1.970), por lo que la familia Tucker-Spiers piensa donar parte del dinero a la Little Princess Trust.

 

Fuente: Crónica

Comenta y se parte de nuestra comunidad