La mayoría de las mujeres se preocupan por las estrías. Estas no son más que esas temidas líneas blancas que atacan a más del 50% de la población, y lamentablemente solo los procedimientos quirúrgicos pueden hacer que se esfumen de tu piel.

Durante el embarazo o por las subidas y bajadas bruscas de peso sueles ver en tu cuerpo las estrías, aunque todo depende de tu alimentación, el cuidado que le das a la piel y otros factores de salud también influyen en su aparición.

Si ya tienes estrías, hay maneras de disimularlas gracias a estas soluciones que encontrarás en casa:

  • Aceite de castor. Es el aceite de ricino, muy utilizado para los problemas en la piel como manchas, líneas finas, lunares y sobre todo estrías. Para que veas resultados, colócalo en la zona afectada y masajea de 15 a 20 minutos con movimientos circulares, cúbrelo con una toalla de algodón y presiona una compresa con agua tibia para proporcionar un poco de calor contra tu piel.
  • Aloe Vera. Contiene nutrientes que ayudan a tratar problemas como las estrías y otras enfermedades cutáneas. Los extractos de esta planta tienen una propiedad calmante que ayuda a aumentar el crecimiento celular y a reducir la apariencia de las estrías. Todo lo que tienes que hacer es tomar una hoja de Aloe Vera, extraer la pulpa de ella y luego aplicarlo a la zona afectada de la piel. Para resultados más rápidos bebe un vaso de jugo de aloe vera a diario.
  • Manteca de cacao. Este remedio casero no solo ayuda a camuflar las estrías, sino también a  hidratar la piel y mantenerla elástica y flexible. Para resultados más rápidos, aplica la manteca dos veces al día por al menos un mes, antes de dormir y después de una ducha para garantizar la perfecta hidratación de tu piel.
  • Aceite de lavanda. Si notas que comienzan a aparecer estrías, coloca un poco de aceite de lavanda sobre ellas. Continúa haciéndolo hasta que empieces a notar una diferencia.
  • Jugo de limón. Esta fruta es un ácido natural que ayuda a reducir las estrías y otras cicatrices.  Para aplicarlo, frota el jugo de un limón fresco con cuidado sobre las líneas blancas haciendo movimientos circulares. Deja que el líquido se absorba en la piel al menos por 10 minutos antes de removerlo con agua tibia.
  • Claras de huevo. Son altas en proteínas y aminoácidos. Bate dos claras de huevo y usa una brocha para colocarlo en las partes donde tengas estrías, permite que se sequen y luego enjuaga con agua fría.

 Fuente: La.eonline

También puedes consultar:

7 remedios naturales para los dolores dentales

Remedios naturales para el asma

Comenta y se parte de nuestra comunidad