Si el objetivos de  hacer deporte es trabajar al máximo tu tono muscular y quemar grasa de una forma efectiva, el adiestramiento de la fuerza explosiva está hecho para ti. Este método de entrenamiento complejo es una buena manera de obtener resultados rápidos en un corto plazo de tiempo. Para ello, hay que entrenar duro.

Una de las mejores rutinas de ejercicios para trabajar la fuerza explosiva es combinar ejercicios con pesas con los pliométricos.

La pliometría es un tipo de entrenamiento diseñado para provocar movimientos rápidos y potentes, por lo que se ejecutan movimientos explosivos y rápidos para desarrollar  la fuerza muscular y mejorar la velocidad en general. Nos convertiremos en deportistas rápidos, fuertes y polivalentes, consiguiendo el máximo beneficio en nuestra práctica deportiva.

Esta práctica de ejercicios está basada en saltos de todo tipo: a un solo pie o con ambos, rebotes, balanceos y desplazamientos verticales y horizontales rápidos.

En poco tiempo nos hará poseer una gran fuerza si no somos capaces de usarla rápidamente. Uno de los objetivos del entrenamiento de fuerza explosiva es hallar el equilibrio entre la fuerza máxima y la velocidad.

Jugadores de básquet, voleibol, tenistas e infinidad de disciplinas deportivas consiguen beneficiarse de la potencia y su efecto positivo en el rendimiento gracias al entrenamiento de la fuerza explosiva.

A continuación te explicamos algunos ejercicios altamente efectivos que nos ayudarán a trabajar este tipo de entrenamiento:

Ejercicios con peso muerto adaptados a nuestra fuerza: es significativo realizar bien el movimiento ante todo y tener un correcto control corporal. En estos ejercicios implicamos grandes grupos musculares del cuerpo. Sencillamente poseemos nuestro cuerpo para levantar una carga, de ahí que sea necesaria una fuerza inmediata que nos haga levantar dicho peso.

Salto a banco o caja: saltar tomando impulso con los brazos para terminar con las piernas semi-flexionadas encima de un banco o caja especial para este tipo de ejericicos de unos 40cm de altura. Saltar hacia atrás para volver a subir al banco como si te quemara el suelo.

Sentadillas profundas con salto o “jump squats”: excelentes para ganar fuerza, potencia y amplificar nuestro nivel de salto vertical. Podemos ejecutarlas con o sin carga.

Flexiones pliométricas: se efectúan dando un empujón explosivo con las palmas en la colchoneta para separarnos en el aire unos centímetros del suelo. Una vez nos hayamos separado de la colchoneta, descenderemos y amortiguaremos la caída flexionando los codos para volver a impulsarnos y repetir el ejercicio. Se debe ejecutar a la máxima velocidad posible y sobretodo estar totalmente concentradas y tener una buena técnica para evitar lesiones.

Sprint continuo: como si estuvieras ejecutando un sprint continuo, sube escaleras de escalón en escalón lo más rápido que puedas.

Fuente: Nosotras

También puedes consultar: 

5 errores que cometes y no te dejan presumir de glúteos perfectos

3 consejos te ayudarán a adelgazar por las mañanas