Es normal experimentar periodos donde la libido se reduce, o etapas donde el deseo sexual pasa a segundo plano. Pasa en ambos lados de una pareja, y no debe representar ninguna dificultad, salvo que se convierta en una situación permanente.

Existen hombres en los que jamás disminuye el deseo por su pareja, o por el sexo en general, mientras que es usual que las mujeres pasemos por periodos en los que no queremos tener relaciones con tanta frecuencia.

Si éste es tu caso, puede resultar un problema con tu pareja. Recuerda que la comunicación es lo más importante, pero igualmente lo es recuperar tu deseo sexual para satisfacción y felicidad de ambos.

La buena vida sexual y el deseo parecen estar remitidos esencialmente a las primeras etapas de la relación de pareja. Pasados los primeros meses de noviazgo y matrimonio, tendemos a sentirnos seguras y lo que antes nos erotizaba ya no lo hace de la misma forma ¿Cómo contrarrestarlo?

Helen Kaplan, terapeuta sexual más reconocidas en las últimas décadas,  explica que los verdaderos afrodisíacos para conservar vivo el deseo sexual son: el tiempo, la fantasía y el amor.

Teniendo presente que el ámbito sexual precisa trabajo y esfuerzo para que persista y mejore, resulta esencial ser creativo, hablar francamente con la pareja para saber lo que a ambos les gusta y lo que no, lo que el otro necesita y cómo.

A su vez, recomienda conocer tu cuerpo para saber qué partes son más sensibles a la estimulación y comunicárselo a tu pareja. Es decir, la espalda te prende, dile que inicie por ahí cuando tenga ganas de tener relaciones, que comience haciéndole caricias en la espalda o en la oreja según tus necesidades.

Sin embargo, la falta de líbido en la mujer se puede remediar con ciertos alimentos y remedios caseros de modo que hoy veremos cómo aumentar el libido en la mujer y qué hacer para dar la vuelta a esta situación.

También puedes consultar: ¿Ha mermado tu libido?

Fuente: Actitudfem 

Comenta y se parte de nuestra comunidad