Como suele suceder con los hombres importantes, sobre, padre del psicoanálisis, se tejen numerosas historias e hipótesis.

En cuanto a su técnica de utilizar un diván, se ha especulado que se debió a que padecía algún tipo de fobia y prefería mantener cierta distancia con el paciente, el contacto cara a cara, y estar mirando a los ojos se le hacía sencillamente perturbador; también se comenta que tomó esa decisión luego que una paciente intentó seducirlo.

Falso o verdadero, forma parte del imaginario; lo realmente cierto es que las teorías psicoanalíticas posteriores deben mucho a este pensador, de quien también se dice fue fiel a su esposa.

terapia-on-line- a-tu-salud

Fue Freud, quien nos  llevó a reconocer nuestro lado no luminoso en tanto desconocido, en trabajar  los aspectos inconscientes de nuestra mente, en las profundidades de la psique. Esa es una deuda que tenemos los dedicados al  oficio  de  ayudar a los otros a encontrar y traer a la conciencia esos aspectos olvidados.

El salto del diván a la atención vía internet, es la adaptación de la psicología a los tiempos actuales, la utilización, el aprovechamiento de nuevas herramientas para facilitarle a las personas su autoconocimiento y crecimiento personal.

En mi caso personal, fueron los mismos potenciales pacientes quienes me impulsaron a tomar la decisión, debido a:

  • Personas que viven en el interior del país, cuyo traslado a la capital es engorroso, difícil y costoso, además es decirle a la mente, los cambios son largos y tortuosos.

 

  • Personas que ahora viven en el extranjero y necesitan alguien que los comprenda, en su mismo lenguaje y conociendo la situación actual del país.

 

  • Habitantes de la capital que se ahorran el tiempo de las colas, los inconvenientes de traslado, utilizando alguna hora libre del trabajo, o en las noches desde la comodidad del hogar y protegiéndose de la inseguridad.

Una de las ventajas de la terapia online, es que la mayoría de las personas se muestran más desinhibidas al momento de hablar de su situación, temas delicados,  los más jóvenes lo asumen como la vía natural.

De momento la terapia online no puede sustituir totalmente a la terapia presencial, ojalá y nunca ocurra; no podemos perder de vista la importancia del contacto humano, no solo en el caso de la terapia sino en las relaciones interpersonales en general.

En un ejercicio de fantasía, me imagino a Freud, vía skype y lo veo alegre, cómodo, sin sentirse amenazado.

 

plantilla