Una chica que padece de una enfermedad degenerativa ha manifestado cómo ha aprendido a amar los síntomas de su condición, porque la hacen lucir como una “Barbie humana”.

Amber Guzmán, de 28 años de edad, de California (EE.UU.), padece de distrofia muscular, una enfermedad genética que es degenerativa, y que progresivamente debilita los músculos.

La enfermedad,  para la que actualmente no existe una cura,  representa que tiene que ser llevada habitualmente cargada a todas partes, al igual que una muñeca real.

El trastorno asimismo deja a Amber incapaz de tragar algunos alimentos, lo que hace que ella tenga un pequeño cuerpo como el de una Barbie.

Pero Amber dice que no le importa tener la condición debilitante, porque le encanta que la comparen con una Barbie. Su apariencia de muñeca le ha hecho ganar miles de admiradores en las redes sociales, muchos de los cuales envían cartas de admiración cada semana.

“Valeria Lukyanova y Anatastasiya Shpagina tienen el aspecto de una muñeca viviente y son increíbles con maquillaje”, expresó Amber de dos de las más conocidas Barbies humanas del mundo.

“Pero una verdadera muñeca viviente es lo que soy yo, no es sólo en mi aspecto. Al igual que una muñeca necesita ayuda para moverse, yo soy igual. Debido a mi distrofia muscular, siempre necesito que me carguen para sentarme o pararme, al igual que una muñeca”.

A los 18 años, Amber conoció a su marido y se mudó con él. Pero fue en esta época feliz que ella empezó a experimentar los primeros síntomas fuertes de la distrofia muscular, sintiendo que sus brazos y piernas se debilitaban.

La condición de Amber continuó empeorando y finalmente después de tener una biopsia muscular, le diagnosticaron distrofia muscular grave en noviembre de 2012. Pero entonces Ámber tuvo una manifestación acerca de su enfermedad, y empezó a verlo como una transformación en una muñeca humana.

“Un día, de repente me di cuenta de que mi distrofia muscular me estaba convirtiendo en una muñeca viviente real. Ser incapaz de moverse más y más a medida que pasan los días, puede volver loco a cualquiera.. Pero cuando empecé a verme a mí misma como una muñeca viviente que necesita ser recogida todo el tiempo, esto me ayudó a no estar tan triste y molesta. Yo sólo lo veo como una transformación en la muñeca viviente”.

Amber tomó la decisión de mostrarse al mundo, y empezó a subir fotos y videos con trajes de Barbie en Internet. Dentro de los ocho meses de subir su primer video, ella ganó más de 10.000 seguidores en las redes sociales.

Barbie humana

Fuente: Elciudadano

Comenta y se parte de nuestra comunidad