La tecnología, en la actualidad, se ha convertido en un compañero más de tu rutina deportiva. Ya sea para poner ritmo a tus caminatas y carreras o porque te ayudan a controlar tu frecuencia cardíaca.

Estos avances te ofrecen una fotografía instantánea de lo que está sucediendo en tu cuerpo. Pero ¡atención! No hay que interpretarla al pie de la letra. Toma nota y descubre cuándo puede ser un fiel compañero de sudor y cuándo es mejor darle off.

A tu alcance

La tecnología es una herramienta ideal para controlar la frecuencia cardíaca y entrenar de manera óptima. Pero no es tan buena cuando se sobreestima la cantidad de calorías que se han quemado. Un resultado que las máquinas de cardio y los relojes de frecuencia acaban haciendo por ti. El problema es que si piensas que has quemado más calorías de la realidad, quizás acabarás comiendo en exceso.

La ciencia también puede ser tu mejor aliada para llevar la cuenta de los kilómetros recorridos y te motivará todavía más al ver tu progresión durante las últimas semanas.

No tienes porque obsesionarse con mantener el ritmo en cada carrera, porque no todos los días tendrás la misma energía. Y si un día te olvidas del crono o del móvil que controla tus pulsaciones, tu carrera o las calorías perdidas, no tiene por qué acabarse el mundo.

Fuente: Womens Health
También puedes consultar:

Ejercicios. Clusters en press de banca

¿Con qué frecuencia debes hacer abdominales?

Comenta y se parte de nuestra comunidad