Muchas veces los adultos creen que la solución antes momentos difíciles es dejar que los niños olviden esos episodios que los marcaron, y esto es un gran error.

Comenta y se parte de nuestra comunidad