Los cerebros de las personas que sufren epilepsia parecen tener una reacción diferente a la música que los serios de aquellos que no parecen este desorden.

Este descubrimiento lograría llevar a desarrollar nuevas terapias capaces de prevenir las convulsiones típicas de esta patología.

Estas son las conclusiones de un estudio que se presentó durante el reciente congreso anual realizado por la American Psychological Association.

En palabras de la Doctora Christine Charyton, experta en neurología de la universidad de Ohio, afirmó que » creemos que la música puede, potencialmente, ser utilizada como una forma de intervenir en ayuda de las personas con epilepsia”.

Para la especialista, alrededor del 80% casos de epilepsia conciernen a la categoría atañida con el lóbulo temporal. En esos casos las convulsiones se originan en el lóbulo temporal del cerebro. Y lo interesante es que la música igualmente es procesada en la corteza auditiva, que ocupó la región cercana a donde se origina la convulsión.

Usando electroencefalogramas hechos a personas con esta patología y grabando sus ondas eléctricas cerebrales, tomaron datos de un grupo de 21 pacientes del centro médico Wexner, dependiente de la universidad.

Asimismo,  registraron los patrones de ondas generados mientras los pacientes oían una sonata de Mozart, y temas de John Coltrane.

Charyton expuso que se sorprendieron por los descubrimientos debido a que hallaron un alto nivel de actividad cerebral que los participantes mientras escuchaba música pero, igualmente, esas ondas eléctricas tendían a sincronizarse con la actividad cerebral atañida con episodios epilépticos.

La experta afirmó que «no creo que por ahora la música pueda reemplazar a las actuales terapias usadas en estas situaciones. Sin embargo nuevas investigaciones podrían mostrarnos el camino para usar música en conjunto con los medicamentos para mejorar el tratamiento».

Fuente: noticias.yahoo

Comenta y se parte de nuestra comunidad