No hay ejercicios milagrosos, y ¿Por qué? Porque en la práctica el camino no es en línea recta, sabes que es probable que en tu recorrido a unos abdominales de acero aparezcan desviaciones y encrucijadas con las que se debes lidiar. No es cuestión de desanimarse, ya que el ejercicio de la plancha abdominal es uno de los más completos que hay, pero se trata de ser realistas en cuanto a las expectativas.

Plancha, tabla o plank abdominal
Es un ejercicio isométrico (estático) muy común en yoga y pilates, además de ser muy popular en las rutinas de entrenamiento del core, que es una caja muscular que abarca desde diafragma del cuerpo, pasando por el recto abdominal, los oblicuos y las transversos, hasta los glúteos, paravertebrales y la musculatura del suelo pélvico y la cadera.
Aunque hay muchas variantes con base en su nivel de exigencia, la versión más común consiste en colocar el cuerpo elevado en paralelo al suelo, apoyado con los antebrazos en la parte delantera y la punta de los pies atrás. Debes mantenerte es esta posición durante 30 segundos.

¡Es hora de comenzar!
En los últimos años el “reto de la plancha” se ha venido popularizando con la promesa que ofrece para mejorar la musculatura del abdomen.
El desafío consiste en mantener la misma postura del cuerpo por un tiempo determinado, desde unos 20 segundos el primer día, hasta cinco minutos en el día 30.
“Es un ejercicio muy complejo y muy bueno que tonifica todo lo que es el recto abdominal”, explicó Francisco Sánchez Diego, director del centro femenino Vivafit de Santander, España.
“Se trabaja muchísima musculatura, aunque principalmente el recto abdominal y el transverso. Pero al estar constantemente estabilizando también trabajas todo lo que es el hombro, los deltoides, el pecho, llega a involucrar algo del tríceps. Y luego tienes que tener en cuenta que en el tren inferior también exiges a la zona de la cadera y el recto anterior del cuádriceps”.
Según Sánchez Diego, es de esperar que si se hace el reto todos los días, “como cualquier otro ejercicio, se acabará mejorando y la musculatura se irá fortaleciendo”. Sin embargo, aclara, que para definir bien los abdominales es indispensable “limpiar” el cuerpo.
“Uno puede tener una pared abdominal perfecta, con los músculos muy bien marcados, pero si tenemos una capa de tres o cuatro centímetros de tejido adiposo por delante no se verá nada. Entonces se deben combinar con otro tipo de ejercicios, como los aeróbicos para activar el metabolismo”.

Fuente: BBC Mundo
También puedes consultar:

El entrenamiento definitivo para evitar la flacidez en los glúteos

Ejercicios para que luzcas una cintura más pequeña

Comenta y se parte de nuestra comunidad