Un niño francés de 6 años, que nació sin la mano derecha se convierte en la primera persona que utilizará una prótesis realizada con una impresora 3D.

Maxence va a recibir la mano ortopédica fabricada en el taller parisino del empresario informático Thierry Oquidam, la prótesis se realizó con un tipo de plástico similar al utilizado en los juguetes para armar, gracias a eso no le costará nada a sus padres, que han pasado para conseguirla por una red filantrópica de origen estadounidense, Enabling the Future.

“En realidad no es en absoluto una prótesis médica dado que no incluye las tecnologías de las últimas prótesis eléctricas” sino “una prótesis únicamente mecánica que funciona” con la parte móvil del brazo al que está ensamblada, gracias a un velcro, explicó Virginie Contegal, la madre de Maxence.

Esos movimientos permitirán abrir y cerrar la mano artificial, los colores para su elaboración fueron elegidos por el propio niño, el pequeño vive en la localidad de Cessieu, en el departamento de Isère quien, al ser preguntado sobre qué espera hacer con su mano nueva, el chico contestó con timidez “voy a jugar”.

Fuente: El Comercio
También puedes consultar:

Prueban nueva vacuna contra la hepatitis B

Dormir de lado podría reducir el riesgo de Alzheimer y Parkinson

Comenta y se parte de nuestra comunidad