Hoy en día muchas mujeres están visitando a su dermatólogo para inyectarse Botox en el cuero cabelludo y no, no es sólo por estética. Es la curiosa solución a un problema del que no se habla mucho: el exceso de sudor.

Todas sudamos, unas más que otras, pero para quienes padecen por exceso de sudor en el cuero cabelludo el Botox puede ser una solución inesperada. Ya que limita la producción de sudor y cebo, y permite que logres pasar el día entero sin verte como que se te olvidó bañarte.

Las personas que sudan en exceso del cuero cabelludo tienen inconvenientes al hacer ejercicio por las mañanas, sienten la necesidad de bañarse dos o más veces al día o limitan sus opciones de peinados. El Botox detiene la comunicación entre el nervio y la glándula sudorípara. De este modo la glándula no recibe la señal para soltar sudor. No es una solución constante y debe volver a aplicarse si se desea continuar con el efecto, pero no es la primera parte del cuerpo en la que se usa esta toxina para detener el sudor.

Igualmente se coloca en las palmas de las manos o los pies, y aunque dicen que es muy doloroso, para las personas que no pueden saludar de mano sin padecer, por lo que logra ser de gran ayuda. El efecto dura entre 6 meses y un año,

Este es un procedimiento muy nuevo, y no muchas clínicas lo están aplicando aún, pero por el momento parece una buena solución.

Fuente: Actitudfem

También puedes consultar: 

¿Sabes en qué consiste la Velaterapia?

La vinoterapia tratamiento ideal para el relax

Comenta y se parte de nuestra comunidad