Un estudio comprueba que la incidencia del cáncer no se incrementa significativamente en los pacientes con acromegalia con respecto a la población general.

El doctor David Petroff, de la Universidad de Leipzig, Alemania expresó que «Dadas las contradicciones en la literatura médica y los nuevos tratamientos, sería importante cuantificar el riesgo de desarrollar cáncer con información de alta calidad, actual, para diseñar una estrategia de pesquisa informada».

La hipersecreción de la hormona de crecimiento (HC) y los altos niveles del factor de incremento insulínico tipo 1 (IGF-1) son característicos de la acromegalia. Igualmente, la enfermedad estaría vinculada con una predisposición al cáncer colorrectal, prostático, mamario y tiroideo.

En Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, el equipo de Petroff estudió a los pacientes inscriptos en el Registro Alemán de Acromegalia atendidos en siete centros especializados en endocrinología.

Los autores estudiaron la fecha de los diagnósticos oncológicos y el tipo de cáncer en diversas entrevistas, mientras que la incidencia de los cánceres en la población general la consiguieron del Centro Alemán de Datos para el Registro Oncológico del Instituto Robert-Koch.

El equipo evaluó los datos de 445 pacientes. Cuatro de los 42 pacientes que desarrollaron un cáncer obtuvieron dos diagnósticos; los participantes con cáncer tendían a ser más grandes y no registraban tasas más altas de HC elevada.

Al cotejar a los pacientes con la población general, los valores de proporción de incidencia estandarizada (SIR, por su nombre en inglés) no sugirieron la existencia de un aumento de la incidencia del cáncer en las personas con acromegalia. La SIR para el cáncer de tiroides fue 2,0 a pesar de la pequeña muestra de participantes con ese tumor.

Petroff indicó que «Los médicos deberían saber que los pacientes con acromegalia, en especial aquellos tratados con métodos modernos, no estarían expuestos a un aumento del riesgo de desarrollar cáncer. Esto ayuda a erradicar temores y sugiere que la pesquisa frecuente sería innecesaria».

«El estudio no es la última palabra en la incidencia del cáncer en los pacientes con acromegalia y sería interesante, aunque un gran desafío, estudiar los efectos potenciales de los niveles muy altos de HC que estos pacientes registran muchos años antes de que les diagnostiquen la acromegalia». Añadió

Fuente: Noticias.yahoo

También puedes consultar: 

Conoce una App que diagnostica el cáncer de piel

Tratamientos biológicos contra el cáncer

Comenta y se parte de nuestra comunidad