El consumo habitual de café podría aumentar las posibilidades de sobrevivir al cáncer de intestino y proteger a los pacientes tratados de sufrir una recaída, según un estudio difundido por la revista Journal of the clinical Oncology.

Un grupo de científicos descubrió que aquellos pacientes que recibieron tratamiento y que consumían grandes dosis de café, unas cuatro o más tazas al día, tenían un 42% de posibilidades menos de reincidir que aquellos que no consumían esta bebida.

El estudio también mostró que los pacientes que tomaban café tenían un 33% menos posibilidades de morir de cáncer o de cualquier otra causa que los demás.

El médico Charles Fuchs, director del Centro de Cáncer Gastrointestinal en Boston, Estados Unidos, afirmó haber comprobado que «los bebedores de café tienen un riesgo menor de volver a desarrollar cáncer, además de que la supervivencia y las posibilidades de cura aumentan considerablemente».

Todos los pacientes que participaron en la investigación realizada sobre una muestra de mil pacientes tratados, padecieron cáncer de intestino en estadio III, lo que significa que la enfermedad se había extendido hasta los ganglios linfáticos cerca del tumor original. Bajo circunstancias normales, estos pacientes tenían un 35% de posibilidades de recaer, después de la cirugía y la quimioterapia.

La cantidad de bebida a consumir es directamente proporcional a los efectos beneficiosos, de manera que, tomar dos o tres tazas produce unos efectos moderados y beber solo una ofrece una pequeña protección.

A pesar de los resultados del estudio, Fuchs se mostró precavido con los potenciales beneficios del café como tratamiento alterno para los enfermos de cáncer de intestino.

Fuente: El Comercio
También puedes consultar:

El café disminuye el riesgo de impotencia

2 tazas de café al día pueden reducir riesgo de diabetes tipo 2

¿Cuántas tazas de café previenen infartos?

Comenta y se parte de nuestra comunidad