Algunas plantas, que se encuentran por lo general en el jardín o la casa contienen sustancias tóxicas, que pueden llegar a causar síntomas digestivos o dermatológicos en tus mascotas. En algunos casos, el efecto se produce porque los animalitos las muerden, pero en otros simplemente se da por tener contacto con ellas.
El tóxico puede encontrarse en hojas, tallos, flores o frutos. Su presencia puede ser permanente, o solo presentarte en algunas épocas del año.
Veterinarios del departamento técnico de Vitalcan aseguraron que los perros cuando son cachorros suelen ser los más vulnerables, debido a su natural curiosa que los lleva a investigar todo su entorno.
Para evitar males mayores, los especialistas recomiendan que eduques a tu mascota desde muy pequeño. Para hacerlo, Vitalcan compartió un tip simple y fácil: “unta la punta de las plantas con algún producto amargo, para que las mascotas rechacen ingerirlas”.

¡Pon atención!
Es importante identificar las plantas más peligrosas y tóxicas. Ellas son el paraíso (Melia Asedarach L.), la estrella federal (Euphorbia Pulcherrima Willd), la hiedra venenosa (Rhus toxicodendron L.), la ortiga (Urtica dioica), el laurel de campo (Nerium oleander L) ó el amarillo (Thevetia peruviana Pers. Schum). Las hortensias, azaleas y difenbaquia también forman parte de la lista de plantas venenosas.
Los gatos tienen mayor dificultad que el perro para eliminar las toxinas a través de su hígado. Por eso debes tener especial cuidado, ya que casi todas las plantas de tu casa resultan tóxicas para ellos: lirios, rododendros, adelfas, la ponsetia o flor de pascua, la hiedra o el acebo pueden llegar a ser mortales. Sin embargo, la llamada malta gatera y la hierba o yerba gatera mejoran la digestión de los mininos y los ayudan en la evacuación de las bolas de pelo.

Qué no debes hacer en caso de intoxicación

  • Los síntomas de una intoxicación no siempre son evidentes. En caso de accidente, es fundamental que determines la causa de la intoxicación.
  • La mayoría de los casos no son correctamente diagnosticados. Por ello es importante que notes cómo se da la evolución clínica del animal, ya que los síntomas son fáciles de controlar.
  • El envenenamiento se puede manifestar a través de varios síntomas: trastornos gastrointestinales, cardíacos o nerviosos, irritaciones, asfixia, salivación excesiva o fiebre.
  • Una sobredosis puede ocasionar la muerte de tu mascota, pero normalmente los casos por intoxicación no llegan a esos límites y se pueden solucionar con una actuación rápida y un buen tratamiento.

Fuente: Día a Día
También puedes consultar:

Viaja seguro con tus mascotas

¿Tratamientos de belleza para mascotas? Cuidado!

Comenta y se parte de nuestra comunidad