Una inyección diaria de 3 mg de liraglutida, ajustada con dieta y ejercicio, ayudó a adelgazar a los participantes con diabetes tipo 2 de un ensayo clínico controlado.

Una publicación de JAMA del equipo de la doctora Melanie J. Davies, de la Universidad de Leicester, Reino Unido, reseñó que»Es el primer estudio diseñado para investigar la efectividad de la liraglutida para el manejo del peso corporal en los pacientes con diabetes tipo 2 y, también, para conocer los efectos de la dosis de 3 mg en esa población»

El estudio manifiesta que una aplicación diaria de 3 mg combinada con dieta y ejercicio es «efectiva y bien tolerada, superior que el placebo en los tres resultados primarios esperados en el peso corporal».

La Liraglutida es un agonista del receptor GLP-1 que está a la venta en Estados Unidos desde el 2010 para tratar la diabetes tipo 2 en una dosis diaria de 1,2 o 1,8 mg.

En el 2014, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos autorizó una dosis más alta (3 mg por día) como terapia adyuvante, con dieta y ejercicio, para la administración crónica del peso en adultos con sobrepeso y obesidad y una o más enfermedades asociadas, como la hipertensión, la diabetes tipo2 o la dislipemia.

El estudio SCALE Diabetes fue orientado a conocer la efectividad y la seguridad del fármaco versus placebo en 846 adultos con diabetes tipo 2 y obesidad/sobrepeso tratados con entre cero y tres hipoglucemiantes por vía oral  como: metformina, tiazolidinediona, sulfonilurea, con peso estable y un valor de hemoglobina glicosilada de 7-10%.

Al azar, los participantes tomaron inyecciones subcutáneas diarias de 3 mg (423 pacientes), de 1,8 mg (211) o de placebo (212) por  56 semanas. Luego, se los monitoreó durante 12 semanas sin el tratamiento para establecer qué efecto tenía la interrupción de la liraglutida.

Participaron 126 centros de nueve países y todos los pacientes debían  realizar ejercicio y disminuir las calorías.

Los participantes adelgazaron un 6% del peso inicial con la dosis de 3 mg, un 4,7% con la dosis de 1,8 mg y un 2 por ciento con el placebo.

El 54,3% de los usuarios de 3 mg enflaqueció el  5%o más de su peso basal, comparado con el 40,4 y el 21,4%, proporcionalmente, con las otras terapias. El 25,2, el

15,9 y el 6,7% de los tres grupos, proporcionalmente, adelgazaron más del 10% del peso inicial.

«El perfil de seguridad de liraglutida en este estudio concuerda con el de la experiencia clínica previa durante estudios sobre la diabetes tipo 2 y el manejo del peso corporal», explica el equipo, si bien aclara que el estudio no estaba encaminado a conseguir una conclusión definitiva sobre la seguridad del producto.

Los participantes recobraron peso con la suspensión de la liraglutida y se revirtió la reducción de la glucosa en sangre en ayunas, «lo que indica que es necesario continuar el tratamiento para mantener los beneficios».

Para los autores, igualmente «se necesitan más estudios para evaluar la efectividad y la seguridad en el largo plazo».

Fuente: noticias.yahoo

Comenta y se parte de nuestra comunidad