La halitosis es un problema bucal que sufre un reducido grupo de personas, por lo desagradable del olor que se produce, las personas ven afectadas su calidad de vida. Lo ideal sería buscar ayuda de un profesional para conocer poder determinar su origen y solucionarlo. Para que vayas trabajando en ello te damos unos tips caseros que te ayudarán a disminuir el malestar.

¿A qué se debe?
El 90% de los casos de mal aliento tienen su origen en la boca, por eso resulta importante que se haga una adecuada limpieza de la boca y los dientes. También se debe a problemas en las vías respiratorias o en el estómago.
Las principales causas de la halitosis son gingivitis, enfermedad periodontal e infecciones bacterianas o víricas. Es conveniente que todas las personas tengan los hábitos adecuados, ya que el consumo de ciertos alimentos puede ser contraproducentes. Entre ellos se encuentran el tabaco, el alcohol, los alimentos grasientos y los picantes.

Acaba con la halitosis
Debes convertir en algo normal la visita al odontólogo. Todos los años acude al médico para que te explore la boca y solucione el sarro, las caries o aquellas piezas que se encuentren en mal estado. Es indispensable que te cepilles los dientes a diario, durante tres veces después de las comidas, así como el dorso de la lengua.
En ese proceso de limpieza bucal también se hace necesario utilizar un enjuague bucal, hilo dental y cepillos interproximales, estos te ayudarán a retirar los restos de comida y la placa bacteriana. Para acabar con la sequedad de la boca y la halitosis puede resultar beneficioso el consumo de agua en abundancia y masticar chicle entre las comidas.

  • Evita siempre que se puedas alimentos que contengan especias de sabor intenso, ajo, cebolla y puerro.
  • En algunas personas el café o el tabaco acaban produciendo este mal aliento y desde el punto de vista nutricional lo adecuado es inclinarse por una dieta equilibrada, en donde abunden los productos naturales como los cítricos; zanahorias, peras, manzanas, sandía, kiwi y hortalizas.
  • Podrás equilibrar el PH de la boca y reducir los malos olores consumiendo yogur y queso.
  • Es posible reducir los efectos de estos alimentos gracias a las infusiones de hierbas aromáticas, como pueden ser la manzanilla, la albahaca, la menta o el anís estrellado.
  • Mucho cuidado con los medicamentos antihipertensivos y antidepresivos, estos reducen el flujo salival y acaban provocando mal aliento y sequedad.

Fuente: Fita ffinity news
También puedes consultar:

¿Mal aliento? Descubra por qué

Cinco consejos para evitar el mal aliento

Comenta y se parte de nuestra comunidad