Los masajes pueden ser un remedio muy efectivo para reactivar la circulación en las piernas y optimizar el aspecto de las várices. Igualmente podemos multiplicar sus efectos beneficiosos con aceites esenciales.

Las várices son una dificultad que va más allá de poder o no poder mostrar las piernas sin vergüenza. Son originadas por varios factores y precisan de cuidados intensivos para poder tratarlas.

Por tal razón, hoy te indicamos cómo eliminar las “arañitas” de las piernas de forma natural y efectiva.

Con constancia y buena predisposición podrás eliminar de una vez por todas las arañitas que han aparecido en tus piernas y que son verdaderamente molestas.

Un cambio en los hábitos diarios será vital para que el cuadro mejore. Las várices aparecen motivado a:
  • Obesidad
  • Sedentarismo
  • Tabaquismo
  • Antecedentes familiares
  • Problemas circulatorios
Recomendaciones  para tratar las “arañitas” en las piernas
  • Mejora la circulación de la sangre. Realiza ejercicios de baja intensidad como puede ser pasear al perro, caminar por el parque, andar en bicicleta, hacer natación, etc.
  • Pierde peso
  • Usa medias de compresión
  • Masajea la zona
  • Duerme con las piernas elevadas
  • Aliméntate bien
Remedios naturales para las várices

Ya has aprendido algunos consejos para mejorar el aspecto de las várices de tus piernas, y igualmente te hemos dicho que la alimentación es muy significativa para mejorar cualquier condición o dificultad.

A continuación te damos los mejores remedios caseros para las arañitas en las piernas:

Arándanos

Poseen muchas propiedades para optimizar la calidad y circulación de la sangre, ya que son vasodilatadores, antihemorrágicos y, igualmente, fortalecen las paredes de la venas. Son ricos en bioflavonoides. Come por lo menos un puñado al día, ya sea al natural, en jugos o ensaladas.

Caléndula

Esta planta posee beneficios para la piel y además para nuestra salud interior. Perfecciona el tono de las venas y evita que se pierdan con el paso del tiempo o los malos hábitos. Compensa los tejidos dañados, es anti inflamatoria, reduce la hinchazón.

Puedes comprar una crema natural de caléndula y aplicar en las piernas cada noche antes de ir a la cama. Si quieres una versión más casera puedes hacer un ungüento.

Ingredientes

1 puñado de pétalos de caléndula

1 poco de agua

Preparación

Machaca la flor con el agua hasta obtener una pasta. Aplica sobre la zona afectada todas las noches. A la mañana siguiente, enjuaga. Repite a diario, por lo menos durante un mes.

Fuente: Mejorconsalud

También puedes consultar: 

Remedios para combatir el mal aliento

10 datos que desconocías de los remedios caseros

Comenta y se parte de nuestra comunidad