piernas
Foto referencial

La retención de líquidos en las piernas aqueja en especial a las mujeres y, la mayoría de las veces se asocia a los clásicos problemas circulatorios.

Los tejidos se inflaman motivado a la presencia de toxinas, se almacena el agua y reduce así la capacidad de retorno venoso. Las piernas, en consecuencia, acaban hinchándose y causándonos dolor.

¿Qué podemos hacer?

No te preocupes. A continuación te explicamos qué soluciones hay para hallar alivio en estos casos.

En primer lugar, hay que saber qué lo causa:
  • Es común que las mujeres con mucha celulitis sufran retención de líquidos en las piernas
  • La retención de líquidos en las piernas pude surgir durante el viaje en un avión o en un tren si estamos mucho tiempo sentadas
  • Revisa tu tratamiento. Hay varios fármacos que tienen como efecto secundario la retención de líquidos.
  • Si has tenido una lesión en la rodilla o en el el tobillo, puedes sufrir este problema.
  • Problemas renales.
  • Problemas cardíacos o de circulación.
  • Desajustes hormonales durante el periodo menstrual.
  • Estar mucho tiempo de pie.
  • Mantener una inadecuada donde no controlemos el consumo de sal.

Si observas que la retención de líquidos en las piernas es algo habitual en tu día a día, asiste al médico. Antes de poner en práctica estos remedios caseros, es importante que conozcamos las causas.

  1. Infusión de hinojo

Esta planta aromática de origen mediterráneo puedes hallarla con facilidad en cualquier tienda natural o en el espacio de infusiones en tus supermercados. Es diurética, carminativa, digestiva y depurativa. Es muy adecuada para luchar contra  la retención de líquidos, y puedes tomarla entre una y dos veces al día, 15 minutos después de tus comidas.

Ingredientes

1 cucharadita de hinojo (5 g)

media cucharadita de anís (3 g)

1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

Es muy sencillo. Solo tendrás que poner a hervir ese vaso de agua para, después, incluir el hinojo y el anís. Deja que infusione a lo largo de 20 minutos. Luego, dejar que repose 10 minutos. Bebe con calma cuando esté tibio.

  1. Infusión de cola de caballo

Una de las mejores plantas para tratar la retención de líquidos. Puedes hallar cola de caballo tanto en farmacias como en tiendas naturales, y las razones por las que logra ayudarte son las siguientes:

  • Es hemostática, ayuda a la coagulación y es antihemorrágica.
  • Contiene silicio, un mineral que nos ayuda a regenerar la piel y reparar el tejido conjuntivo.
  • Es, además, uno de los diuréticos naturales más eficaces, muy adecuado para aumentar la cantidad de orina y eliminar toxinas y depurar.
  • La cola de caballo posee dos compuestos activos: el saponosido y la equisetonina, los cuales estimulan la circulación sanguínea y filtran toxinas.

Es muy adecuado que te tomes de forma regular una infusión de cola de caballo por las mañanas. Te hará sentirte mucho mejor.

  1. Alimentos que debes introducir en tu dieta

Es importante que, en tu día a día, comiences  a regular el consumo de sal. Nuestro organismo, a través de un complejo sistema de hormonas, se ocupa de ajustar los niveles de líquidos para que se conserven de forma permanente.

La ingesta de sal no es el único que nos inflama. Las grasas saturadas, las bebidas azucaradas, los dulces o las harinas blancas son alimentos nocivos que alteran nuestras funciones básicas. Evítalos y empieza a consumir de forma regular estos alimentos:

Cebollas, Espárragos, Perejil, Apio, Alcachofas, Endivias,  Lechugas, Berenjenas, Sandías, Peras, Piñas, Plátanos, Melones

  1. Beber agua de forma educada
  2. Caminar todos los días durante media hora

Fuente: Mejorconsalud

También puedes consultar: 

Remedios para combatir el mal aliento

Maneras de tratar la conjuntivitis

Comenta y se parte de nuestra comunidad