Hay distintas formas de quitar los puntos negros sin dejar marcas, usando un elemento tan simple y cotidiano como la sal. Por tal razón hoy les revelaré distintas formas de eliminar los puntos negros con sal.

Sal con leche

Requerirás un chorrito de leche y bastante sal. Haz una mezcla de forma que quede una consistencia arenosa sin llegar a ser líquida, más bien es conveniente que sea una pasta. Usa esta mezcla para pasarla por tu nariz o en la zona donde tengas los puntos negros. Veras que con el paso de los días la cantidad se irá reduciendo hasta esfumarse completamente y, lo mejor de todo es que lo hará sin dejar ningún tipo de marcas.

Sal, arcilla y miel

Esta mezcla puede convertirse en una excelente mascarilla exfoliante que te ayudará a eliminar los puntos negros. Prepara una mezcla homogénea con los ingredientes hasta que tenga una textura arenosa. Fricciona la zona que aspiras liberar de las espinillas durante unos 5 minutos y luego enjuaga. Veras que en unos días los puntos negros habrán desaparecido.

Agua y sal

Un remedio tan simple como el lavado diario con agua tibia con sal hará una gran diferencia en el tratamiento contra las espinillas, pues la sal te ayudará a disminuir la cantidad de puntos negros de tu rostro, motivado a que reducirá notablemente el exceso de grasa, que es su principal causa.

Fuente: Imujer

También puedes consultar: 

Rituales de belleza para realizar los domingos

La cerveza como tratamiento de belleza para el cabello

Comenta y se parte de nuestra comunidad