Disfrutar del sexo y una vida íntima satisfactoria, plena y feliz no es tan difícil como algunas piensan, pero demanda de comunicación con nuestra pareja y de colocar en práctica algunas costumbres útiles que te ayudarán y que hoy te los revelamos.

Masturbarte: como lees, la masturbación te beneficia  a conocerte mejor, a revelar tus puntos de placer y saber que te gusta, de esta forma logras transmitirlo a tu pareja, hacerle saber lo que te gusta y conseguir un mayor placer de cada encuentro.

Usar protección: para impedir contagiarte de enfermedades de transmisión sexual, para evitar embarazos no deseados y para estar más tranquila y deleitarse del sexo sin paranoias. No compliques algo que debería ser agradable por un descuido.

No fingir: eso es, no es necesario que finjas un orgasmo si no lo has tenido, no hace falta que aparentes que gozas si no te gusta nada, pues engañando no le haces bien a nadie. Si tu pareja no te complace lo mejor es hablar con él y exponerle lo que sucede, indicarle lo que te gusta y mostrarle el camino adecuado.

Estar abierta a cosas nuevas: no hablamos de hacer algo que no te gusta, sino de impedir la rutina y estar dispuesta a experimentar cosas que pueden gustarte. Si no experimentas, no puedes saber qué es lo que más te excita.

Estar dispuesta a cambiar: si alguno de los dos no está disfrutando los encuentros sexuales es pertinente conversar y, sobre todo, estar dispuesta a cambiar aquello que esté afectando los encuentros. Evolucionar es igualmente significativo en el aspecto sexual.

Fuente: Nosotras

También puedes consultar: 

Ten cuidado al realizar estas cinco posiciones sexuales

Aprende a limpiar tus juguetes sexuales

Comenta y se parte de nuestra comunidad