Un cuerpo fortalecido es un claro signo de belleza y disciplina. No es sencillo conseguirlo, pero la dedicación y perseverancia son el camino para alcanzarlo. Es hora deshacernos de mitos: si piensas que caminando 30 minutos cada día tendrás un cuerpo tonificado, te equivocas. Se necesita mucho más que eso para no lucir flácida. Por eso deberás empezar por efectuar un adiestramiento físico de al menos 1 hora 4 o 5 veces a la semana para optimar la apariencia de tu piel.

Inicia con un calentamiento ligero de 10 minutos en elíptica, cinta de correr o en la bicicleta estática. Inmediatamente deberás poner en práctica algunos ejercicios clásicos para tonificar el cuerpo, por ejemplo:

  • Las sentadillas, eminentes para trabajar las piernas y glúteos.
  • La zancada, que te dejará unas piernas de ensueño.
  • Las flexiones para brazos más fuertes y tonificados.
  • El remo, que ayuda a optimizar la apariencia de tus piernas, brazos y a tonificar la espalda.
  • Trabajar los bíceps, con la ayuda de una barra o con mancuernas si ambicionas unos brazos espectaculares.
  • Fortalece las caderas, acostándote de lado en el suelo y abriendo y cerrando la pierna que se localiza arriba. Ejecuta 4 series de 15 repeticiones en casa pierna.

4 series de 20 abdominales para un abdomen menos flácido y más atractivo.

Si acudes a un gimnasio date una vuelta a consciencia, descubre para qué sirve cada máquina y úsalas alternándolas. Finalmente, termina tu adiestramiento con una buena dosis de ejercicio cardiovascular: al menos 30 minutos en la elíptica, la cinta de correr o la caminadora. Mientras más calorías quemes y más te entregues a la actividad física mejores resultados lograrás.

Dalo todo y dile sí a un cuerpo a tono los 365 días del año.

Fuente: Nosotras

También puedes consultar: 

Cómo iniciar un entrenamiento: ¿Con cardio o con ejercicios de fuerza?

¿Qué ejercicios debes hacer en cada etapa de tu ciclo menstrual?

Comenta y se parte de nuestra comunidad