Si por alguna razón te resulta imposible poder salir de viaje y necesitas distraerte y abstraerte de la realidad, entonces viaja gracias a la meditación y la relajación.

Existen muchas técnicas que te ayudarán a liberar tu mente y ocuparte del estrés de forma natural y muy económica.

El yoga, taichí, chi kung o terapias mente-cuerpo, como la respiración completa, son tan efectivas para liberar tensiones como el ejercicio convencional.

Al ejercitarse no solo optimizas tu condición física, también mejoras tu estado mental al producir endorfinas u “hormonas de la felicidad”. Gracias a estas hormonas es que logras experimentar una sensación de bienestar y aliviar problemas psicológicos.

“Cuando te entregas de lleno al ejercicio físico, el cuerpo se ponen en un estado incompatible con el estado de estrés”, explica Yolanda robles, jefa del Departamento de Psicología del Instituto Nacional de Salud Mental. Es decir, al moverte tus pensamientos se concentran en el cuerpo, abstrayéndose de las preocupaciones diarias. Además reducen los niveles de cortisol en la sangre (que aumenta con el estrés), la tensión muscular y el ritmo cardiaco.

Algunas de estas técnicas son:

  1. Meditación. Hay diferentes tipos, todos muy útiles. Algunas se basan en la respiración para alcanzar la calma, otras combinan el movimiento intenso para después pasar un descanso pleno como la “Osho” o las que incluyen sonido como los cuencos tibetanos.
  2. Relajación. A través de ella puedes hacerte más consciente de tu cuerpo y eso favorece la integración con la mente. Son terapias que van desde ejercicios de tensión y distensión muscular, a otras basadas en la imaginación y el uso de audio para inducir el estado de relajación.
  3. Respiración completa. El estrés, la falta de ejercicio y las malas posturas dificultan la ventilación del cuerpo. Mejora el estado psicológico, físico y espiritual. La “Pranayama” es toda una ciencia de la fisiología de la retención del aire y para ejercitarse necesitas un instructor calificado.
  4. Yoga. Equilibras el organismo al trabajar con los chakras, esta práctica permite fluir la energía. Su ejecución consta de ejercicios de respiración y posturas que entrenan la mente para la meditación y favorecen la relajación.
  5. Mindfulness. Es una forma de aprendizaje para relacionarse directa y responsablemente con todo lo que sucede en tu vida. Su objetivo es que logres restaurar el sentido equilibrado de la salud y el bienestar con meditación, yoga y otras dinámicas.

Fuente: Viú
También puedes consultar:

Beneficios de meditar en la salud

Consejos para lograr desconectarse durante las vacaciones

Descubre los 5 nutrientes imprescindibles para dormir bien por las noches

Comenta y se parte de nuestra comunidad