El cuidado de la alimentación de la madre durante el embarazo interviene de forma positiva en el estado de salud del bebé. Es algo conocido, y sobre lo que se coloca mucha atención a lo largo del  embarazo.

Pero si nos vamos a datos determinados, es interesante conocer algunos como los que brinda este estudio, en el que se apreció la alimentación de las madres antes del embarazo, hallando que había una relación con la reducción del riesgo por parte del bebé de sufrir cardiopatías congénitas al nacer.

El estudio, al cual se puede acceder al artículo completo (en inglés), halló relación entre la dieta saludable de las madres antes de quedar embarazadas y el menor peligro de los bebés de padecer cardiopatías congénitas, un 37% menos que en el caso de las madres que tenían una mala alimentación.

Como siempre en estos casos, la analogía entre la buena alimentación y la reducción del riesgo existe, pero no se consigue decir que una sea causante de la otra.

Lo que es atrayente es que hay que dar importancia no a la alimentación y cuidados de la madre durante el embarazo, sino que la alimentación y estilo de vida previos a quedar embarazada igualmente pueden influir, de forma positiva o negativa, sobre el bebé.

Fuente: Vitonica

También puedes consultar: 

Cuidar la alimentación es una inversión para una vejez saludable

Alimentación sana interviene en una salud mental favorable

Comenta y se parte de nuestra comunidad