Además de cuidar el peso y la alimentación en el embarazo es importante procurar un buen reposo y descanso a la hora de dormir. Las que ya son madres, sin duda, saben que a cierta etapa del embarazo dormir se vuele una tarea casi imposible. Para orientar a las primerizas te contamos las posturas más recomendadas:

  • De lado. Con una almohada entre las piernas, de esta forma evitarás que el peso de una pierna caiga sobre la otra. Dormir así ayuda a mantener la espalda recta y a no forzar la zona lumbar.
  • Sobre el lado izquierdo. Favorece la llegada de sangre a la placenta. Aporta mayores cantidades de oxígeno y nutrientes a tu bebé.
  • Con los pies elevados. Acuéstate con unas almohadas bajo los tobillos, esta posición mejora la circulación y aliviará la hinchazón de piernas y pies. También previene la aparición de varices y calambres en las piernas.
  • Con el tronco elevado. Si presentas acidez en las noches, congestión nasal, sensación de ahogo o taquicardia, es recomendable utilizar varios cojines para apoyar la espalda. Esta postura también reduce los mareos que surgen cuando se está mucho tiempo en una posición demasiado horizontal.

Fuente: La Prensa

También puedes consultar:

¿Embarazada? Debes saber qué es la eclampsia

OMS exige a empresas facilitar la lactancia

Comenta y se parte de nuestra comunidad