Si bien hay cambios naturales en el envejecimiento en cuanto a funciones mentales como la memoria o las funciones ejecutivas, parece relevante hallar qué variables de salud se relacionan con un mayor declive en ellas, para así lograr prevenirlas y rendir mejor.  Una de esas variables es la obesidad y el sobrepeso. Anna k. Dahl y Linda B. Hassing revisaron  la literatura científica acerca de la analogía entre la obesidad y el envejecimiento cognitivo.

En un artículo publicado en Epidemiologic Reviews narraban cómo, en general, el axioma propone que la obesidad en la edad adulta se asocia con un peor  funcionamiento cognitivo en la vejez. Unos estudios han detallado, inclusive, que la obesidad se relaciona con un mayor riesgo de padecer demencia tanto de tipo alzhéimer como de tipo vascular. Una manera de intentar manipular esta relación, desde luego, es intervenir sobre la obesidad.

Otro trabajo de investigación ha hallado que la cirugía bariátrica podría solucionar ambos problemas al mismo tiempo, en los casos en que la obesidad no se ha determinado con otro tipo de tratamientos. Tal y como el estudio publicado en la revista Obesity, dos años después de la intervención quirúrgica, los pacientes intervenidos mejoraron sus puntuaciones en una serie de pruebas de memoria a los 12 y 24 meses de la operación, comparados con un grupo de pacientes no operados.

Otro modo de intentar remediar los problemas de memoria sería entrenando el cerebro, y cuidando su salud desde que somos jóvenes. De esta manera estaremos mejor preparados para el día a día y para lo que pueda venir cuando seamos más mayores.

Fuente: MuyInteresante

También puedes consultar: 

Desarrollan bebidas para combatir la obesidad

Estudio: Un mayor consumo de la proteína recomendada en niños incrementa el riesgo de obesidad

Comenta y se parte de nuestra comunidad