emprendimiento
Foto Referencial

En vacaciones se come menos pero peor, algo que logra que se engorde de media entre tres y cinco kilos por persona. Sin embargo, con un plan compuesto de dieta sana y ejercicio regular es clave para librarse de los kilos ganados en esta época del año. Sigue leyendo y sigue estas recomendaciones para recobrar la rutina de alimentación saludable.

Según los datos almacenados en el Instituto Médico Europeo de la Obesidad, IMEO, en verano se suele engordar de media entre tres y cinco kilos, porque en los meses de calor se come menos pero peor. Rubén Bravo, experto en Nutrición, Gastronomía y Vinos plantea diez pautas para rescatar los buenos hábitos a la hora de comer, que ayudarán a librarse de los kilos de más sin mucho esfuerzo y sin tener que acudir a planes drásticos de adelgazamiento que lo único que causan es disminuir la salud e inducir un «efecto yo-yo» o efecto rebote con una recuperación rápida de los kilos perdidos.

comida-saludable

  1. Tomar entre 2 litros y 2,5 litros de agua diariamente.
  2. ingerir entre 5 y 7 raciones de fruta y verdura al día, seleccionándolas en su forma fresca y natural, evadiendo los envasados.
  3. Escoger siempre alimentos integrales.
  4. Consumir la fruta con la piel y evitar los jugos envasados.
  5. Ingerir entre 0,9 y 1,5g. de proteínas magras por kilo de peso. La diversificación dependerá de si se ejecuta actividad física, siendo la cantidad exhortada para personas sedentarias 0,9g. y 1,5g. para los que efectúan un deporte intenso.
  6. Evadir el azúcar, los endulzantes o aquellos alimentos que los contengan.
  7. En el grupo de los embutidos optar entre el jamón york, pavo o jamón Serrano/Ibérico magro, siempre en su modalidad “al corte”, desechando los envasados.
  8. Evadir alimentos precocinados y excesivamente procesados.
  9. Comer ternera 2 veces por semana y pescado o marisco 4 veces por semana.
  10. Comer de 1 o 2 veces por semana legumbre.
  11. Planear las comidas y la lista de la compra obviando la improvisación.
  12. No cocinar en abundancia los alimentos. Soslayar el microondas.
  13. Impedir los fritos y los empanados.
  14. Hacer de 5 comidas al día, 3 principales y 2 tentempiés.
  15. Comer despacio, masticando bien los alimentos.
  16. No abusar de las bebidas alcohólicas.
  17. En todas las comidas diarias mezclar siempre una proteína + un hidrato de carbono (integral, fruta o verdura) + una grasa saludable.

Fuente: ABC

También puedes consultar: 

Consejos para cuidar la alimentación fuera de casa

¿Quieres saber cómo influye la alimentación en nuestra piel?

Comenta y se parte de nuestra comunidad