Imagen de referencia

Un estudio realizado en múltiples centros y en el que participaron científicos de Mayo Clinic descubrió que la versión de resultados comunicados por los pacientes del criterio de terminología común para eventos adversos (PRO-CTCAE, por sus siglas en inglés) del Instituto Nacional del Cáncer es exacta, confiable y receptiva, comparada frente a otras medidas clínicas establecidas e igualmente comunicadas por el paciente. El estudio se publicó en la revista JAMA Oncology.

“En la mayoría de ensayos clínicos oncológicos, los proveedores de atención médica, que tienen poco tiempo para pasar con el paciente, son quienes recogen información sobre los efectos secundarios; además existen limitaciones en el ámbito y profundidad de los actuales cuestionarios”, comenta la autora principal del estudio, Dra. Amylou Dueck, bioestadística de Mayo Clinic en la sede de Arizona. La PRO-CTCAE es una amplia recolección de puntos que permite a los pacientes informar directamente el nivel de cada uno de sus síntomas, a fin de mejorar en los ensayos clínicos oncológicos la comunicación de los efectos secundarios que normalmente se basa en la información brindada por los proveedores de atención médica. El estudio, en sí mismo, no tiene precedentes puesto que se validaron simultáneamente más de 100 preguntas distintas sobre síntomas adversos”.

Los científicos reclutaron a más de 1000 pacientes de nueve prácticas clínicas de todo Estados Unidos, incluido siete centros oncológicos. Los pacientes reflejaban la diversidad geográfica, étnica, racial y económica presente en los ensayos clínicos oncológicos, y también padecían  una amplia gama de tipos de cáncer.

Se solicitó a los pacientes llenar el cuestionario PRO-CTCAE antes de las citas. Luego, los científicos compararon esos informes frente a otras medidas establecidas para síntomas, entre ellas, informes sobre casos y calidad de vida, así como datos respecto a prescripciones.

Los científicos lograron validar 119 de las 124 preguntas de la PRO-CTCAE, comparándolas frente a medidas establecidas. Las cinco preguntas no validadas tampoco pudieron evaluarse debido a su poca representación en la población estudiada.

“Este estudio marca un hito porque demuestra que es posible obtener información significativa de los propios pacientes y eso permite avanzar un gran paso hacia la concentración sobre el paciente en los ensayos clínicos”, anota el autor principal del estudio, Dr. Ethan Basch, del Centro Oncológico Memorial Sloan Kettering y del Centro Oncológico Lineberger de la Universidad de Carolina del Norte.

La PRO-CTCAE ahora ha sido incorporada a una cantidad de ensayos clínicos en curso. El estudio se financió a través de contratos del Instituto Nacional del Cáncer.

Información sobre el Centro Oncológico de Mayo Clinic

En calidad de institución principal y financiada por el Instituto Nacional del Cáncer, el Centro Oncológico de Mayo Clinic realiza investigaciones básicas, clínicas y poblacionales para traducir los descubrimientos en mejores métodos de prevención, detección, diagnóstico, pronóstico y tratamiento. Si desea más información sobre los ensayos clínicos para cáncer, llame gratuitamente al 1-855-776-0015.

Fuente: Mayo Clinic

Comenta y se parte de nuestra comunidad