El ser humano está combinado de materia, esta materia se divide en moléculas, las moléculas en átomos y los átomos en partículas subatómicas. Los neutrones, protones y electrones desempeñan su función y cuando este pequeño sistema inutiliza su equilibrio, nuestro organismo hace lo propio.

Los electrones son el principio de los radicales libres. Las partículas negativas giran en pareja alrededor del núcleo y cuando uno de los dos queda desparejado se dice que queda libre, abandonando una célula inestable y a merced de procesos de enfermedad y de oxidación.

Los enemigos de los radicales libres son los antioxidantes, que se hallan en sustancias producidas por nuestro organismo y en las vitaminas y minerales que comemos a través de los alimentos.

El envejecimiento celular prematuro y acelerado reconoce a enfermedades graves. De igual modo hay una oxidación natural, propia de la edad y de hábitos que consideramos normales y que, no obstante, nos perturban negativamente, como tomar el sol o vivir en una ciudad con altos niveles de contaminación.

Para que este proceso sea lento y no se refleje en nuestra piel y en nuestra salud, proponemos que añadas estos cinco alimentos a tu lista de la compra. Agregar el  tomate,  salmón,  vino,  té, agua,  zanahorias, a los más conocidos y consumidos, así reducirás tu prepuesto de cremas antiedad.

Igualmente la granada está infravalorada en las sugerencias  dietéticas. De un lado posee un gran valor antioxidante y del otro sobresale por sus propiedades diuréticas, lo que la hace excelente para las dietas depurativas. Además por su alto contenido en fibra.

El Cebollino, Se trata de una hierba aromática muy utilizada en la comida latina y con la que se aderezan salsas y ensaladas. Rico en betacarotenos, será un buen aliado decorativo en tu mesa.

Semillas de Goji, este es un  milenario alimento originario de China,  rico en vitamina A y cuida de nuestra salud cardiovascular.

La achicoria es ideal para suplir a la tradicional infusión y al café. Pregunta en el herbolario por sus valores medicinales, entre los que destacan su efecto digestivo e inductor del sueño.

El jengibre, lo consigues en casi todos los puestos de verdura de los mercados e igualmente posee un alto poder antioxidante, aporta energía en los momentos en los que realizamos sobreesfuerzos.

Fuente: Nosotras

También puedes consultar: 

Alimentación en el embarazo determina el ADN del hijo

Nutrición deportiva

Comenta y se parte de nuestra comunidad