Diversas mujeres sufren frecuentemente de infecciones vaginales y todas las molestias que conllevan, como picor, ardor, irritación, flujo anormal, entre otras.  Lo que  afecta en su vida diaria y sus relaciones íntimas.

A continuación revelamos cómo puedes solucionar este problema siguiendo las pautas que te proponemos. En definitiva, un tratamiento totalmente natural y con remedios sencillos que podrás realizar en casa.

Una pizca de bicarbonato

Cuando sufrimos una infección vaginal, el pH se altera, se presenta más acidificado de lo normal. Una manera muy fácil, pero que requiere cierta continuidad, consiste en colocar una pizca de bicarbonato de sodio en polvo directamente en los labios vaginales, para ir alcalinizando de nuevo el pH y así imposibilitar que vivan y proliferen las bacterias y los hongos perjudiciales.

Además, para lavar nuestra zona íntima no requerimos jabones o geles convencionales, ya que dañan nuestro pH, sino que podemos utilizar los que sean naturales y ecológicos, elaborados con glicerina o aceite de coco, o bien simplemente agua hervida con un poco de bicarbonato.

Lavados vaginales

Los lavados vaginales se efectúan con la ayuda de una pera de goma o silicona, parecidas a las que se usan para hacer enemas intestinales. En esa pera se coloca el líquido o la preparación que hayamos hecho, y cuando la tengamos lista introduciremos la cánula en nuestra vagina, para presionar la pera e introducir el líquido.

Deberemos retener por unos minutos el líquido dentro y luego expulsarlo en el inodoro. Los líquidos deberán estar siempre a temperatura tibia o ambiente.

¿De qué podemos hacer los lavados?

Tomillo: el tomillo es una planta medicinal empleada en todo tipo de infecciones, ya que posee propiedades antisépticas que ayudan a desinfectar cualquier parte del cuerpo sin alterar su pH. Prepararemos una infusión bastante concentrada.

Vinagre de manzana no pasteurizado: el vinagre igualmente ha sido muy utilizado como remedio antiguo por las mujeres. No sólo nos ayuda a luchar contra los patógenos sino que además promueve una flora vaginal saludable. Pero para ello debe ser un vinagre ecológico con el fermento “vivo”, no pasteurizado.. Mezclaremos dos cucharadas soperas de vinagre por cada litro de agua.

Otros consejos

Para las infecciones vaginales es muy significativo que evitemos en nuestra dieta fundamentalmente los azúcares y las harinas refinadas.

Fuente: Mejorconsalud

También puedes consultar: 

Conoce los secretos de la medicina herbal

Conoce los beneficios de la medicina Ayurveda para los dolores crónicos

Comenta y se parte de nuestra comunidad