El otorrinolaringólogo José Rigoberto Flores Ochoa indicó que el oído es muy importante tanto para escuchar como para mantener el equilibrio, por lo que es recomendable acudir con un especialista con regularidad y no hacer uso de remedios caseros ante cualquier molestia que se presente en este órgano.
Manifestó que las principales enfermedades del oído son: la otitis media y la otitis externa, las cuales se presentan en personas que vienen del mar o de alguna piscina.
“Si se introdujo agua en el oído, aparece generalmente a los siete días la otitis externa, viene la infección con dolor intenso que impide el sueño y la supuración, que es la salida de material del conducto auditivo que regularmente es entre blanco y amarillento y de olor fétido”, explicó.
Indicó que para evitar este tipo de padecimientos no se deben usar hisopos o algún otro objeto en el interior del oído, ya que lo único que propician es que el cerumen se vaya hasta el fondo del conducto auditivo, lo que evita que el agua pueda salir y se vuelva un caldo de cultivo para las bacterias.
Destacó que contrario a lo que se cree, el cerumen tiene la función de ayudar a limpiar los conductos de residuos en el oído, “también tiene propiedades contra algunas bacterias por la acidez de su PH”.
Aconsejó que ante el uso extendido de audífonos en celulares o tabletas, no se debe exceder el volumen que marca el aparato, ya que de hacerlo se podría provocar una disminución en la audición de manera permanente.

Fuente: Azteca Noticias
También puedes consultar:

Cómo evitar el dolor de oídos al viajar en avión

Oídos: izquierdo para la música, derecho para las palabras

Comenta y se parte de nuestra comunidad