Un estudio reciente apunta que el uso abusivo de teléfonos y otros dispositivos móviles bajo el Sol podría incrementar la exposición a los rayos ultravioleta (UV) y se trazan, indirectamente, lograría tener alguna incidencia en el riesgo de cáncer de piel.

El estudio, ejecutado por científicos de la Universidad de Nuevo México en Albuquerque (EE.UU.), los científicos utilizaron una cabeza de maniquí con un medidor de rayos ultravioleta A y B para observar los niveles a los que se exponían por la reflexión del sol en distintos dispositivos durante una hora, de once a doce del mediodía.

Mary Logue, coautora de la investigación indica que“Estos dispositivos se usaban regularmente para la comunicación o el entretenimiento, por lo que es factible que los consumidores pasen por alto el potencial de la reflexión de sus pantallas a menos que dé un excesivo resplandor».

En una primera etapa, colocaron al maniquí en posición de “leer” una hoja de una partitura de música, una revista y algunos dispositivos electrónicos a unos 40 centímetros de distancia con el medidor de rayos UV y en una segunda, a 30 centímetros con el mismo ángulo para copiar la posición con la que se suelen usar estos dispositivos cuando uno los tiene en la mano.

Revelaron que con los dispositivos más alejados, la revista abierta aumentaba la exposición solar un 46% en comparación con la hoja de la partitura, que deja pasar más luz y no la refleja a la cara.

Pero con las tabletas, se incrementó la exposición solar hasta un 85%, y con los portátiles en un 75%. Cuando aproximaron los productos al rostro del maniquí, en una segunda prueba, Notaron cómo la exposición solar incrementaba un 36%.

Por tal razón, lo que reconoce que esta exposición indirecta puede añadirse a la exposición solar directa que va amontonando un individuo y lograría de esta manera, aumentar los peligros que la exposición a los rayos UV posee.

Fuente: Noticias247

Comenta y se parte de nuestra comunidad