Se aproxima el momento del inicio de clases para los niños y con ello retornar a la rutina tanto escolar como de hábitos hogareños que sostendrán buena parte del año. ¿Cómo hacer entonces para acostumbrarlos de nuevo a ese esquema de vida, minimizando la resistencia que generarán al ver acabado el largo tiempo de juegos, distracción y relajación que tuvieron en sus vacaciones? Los padres, comenzando a llevar este cambio con paciencia y comprensión, ya que deben manejar que sus hijos podrían sentir angustia, rechazo y aburrimiento en su regreso al colegio y las responsabilidades de casa. Los hijos, reacostumbrándose semanas antes, poco a poco, a asumir las tareas y normas propias de ambos sitios, para que cuando oficialmente terminen las vacaciones no tengan un choque frontal con la nueva realidad.

A continuación algunos consejos para que ambos lo logren:

niño durmiendo a tu salud

Horario para dormir

En vacaciones, cumplir horarios estrictos y la prisa no existen. Generalmente a los niños se les deja acostarse más tarde en  las noches, en consecuencia despertarse y levarse más tarde por las mañanas. Como es lógico, es muy pesado conseguir que se levanten temprano y descansados de buenas a primeras. Por lo tanto lo que se puede hacer es, una semana antes de que los niños inicien la escuela, mandarlos a dormir más temprano y cada día levantarlos más temprano; así no les costará trabajo despertarse y alistarse para el primer día de clases y los siguientes.

meriendas escolares a tu salud

Las meriendas

Durante las vacaciones regularmente los niños comen más y mejor debido a que disponen de más tiempo, se encuentran más relajados y descansados; por eso volver a la rutina y las prisas del horario de clases puede significar también un cambio en su forma de alimentarse.

Para evitar que se alimenten menos o consuman la popular comida chatarra durante las meriendas escolares organízate y prepárale a tu hijo un nutritivo desayuno que le permita estar más alerta y tener un mejor rendimiento escolar. Para ello te aconsejamos que planees para cada día un lunch variado y en cantidad que consideres se puede comer, así se evitará el desperdicio de comida.

Otras sugerencias para la merienda de los niños son:

– Evitar incluir el refresco, es preferible el agua de sabor o jugos naturales.

– Si le vas a enviar fruta o verdura, busca aquellas que sean fáciles de comer o bien procura picarla en trozos pequeños y añádele una gotas de limón para evitar que se oxide.

– Es bueno acostumbrar a tu hijo a consumir pan integral; si aún no lo has hecho, paulatinamente inclúyelo en su lunch; para los niños más pequeños se sugiere cortar el pan con moldes de divertidas figuras.

– Utiliza loncheras aislantes y bolsas de hielo reutilizables para mantener los alimentos fríos y frescos.

regreso a clases2 a tu salud

Primer día de clases

Conforme se acerca el primer día de clases, los niños comienzan a sentirse inquietos y un poco angustiados; lo mismos pasa con los de nuevo ingreso o que por alguna razón tuvieron que cambiar de escuela. Tanto los padres de familia como los maestros están conscientes de esta situación, así que cada uno por su lado debe trabajar para que el niño se sienta más tranquilo y aprenda a verle el lado positivo a todos estos cambios.

Los padres deben conversar con sus hijos, tranquilizarlos haciéndoles notar los aspectos positivos de empezar la escuela, entre estos volver a ver a sus amigos, conocer otros nuevos, tal vez conocer una nueva escuela, etc.

Es muy importante (si existe la posibilidad), llevar al niño al colegio unos días antes del inicio de clases para que lo conozca, y acompañarlo el primer día; posteriormente podrás autorizar para que otras persona de tu confianza puedan pasar por él, pero los primeros días es importantísimo porque se sentirá más tranquilo al saber que estás a su lado.

utiles escolares en mesa a tu salud

Buenos hábitos de estudio y cumplimiento de tareas

El volver a la escuela es un buen momento para establecer reglas y hábitos de estudio que seguramente traerán buenos resultados al final del curso. Si desde un principio los padres dan a conocer claramente a qué hora los niños deben hacer la tarea, cuales son los lugares más apropiados para ello y como deben organizarse para cumplir con todos los trabajos pendientes, no tiene por qué presentarse ningún problema durante el transcurso del año.

Es recomendable colocar en un lugar visible las reglas de estudio y verificar constantemente que se estén cumpliendo; conforme pase el tiempo para el niño se convertirán en parte de su vida diaria, buenos hábitos que aplicará durante todos sus años de aprendizaje e incluso luego, en su vida profesional.

Fuente: consejos.com.mx

También puedes consultar:

El regreso al cole es un dilema para los niños

Menús infantiles para el regreso a clases

Comenta y se parte de nuestra comunidad